elnuevodiario.com.ni
  •   Santiago de Chile  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Trabajadores de distintos puertos del norte y sur de Chile mantienen paralizadas las terminales en apoyo a una huelga de los operarios del puerto de Mejillones y de San Antonio que suma 24 días y pone en jaque las exportaciones del país.

"El paro continúa, (...) hasta que no haya un acercamiento por parte del Gobierno a dialogar con los trabajadores", dijo a radio Cooperativa el portavoz de los trabajadores de San Antonio, Julio Castillo.

Los trabajadores del puerto de Mejillones (Antofagasta), unos 1.300 km al norte de Santiago, iniciaron un paro para exigir el pago retroactivo desde 2005 de 30 minutos de descanso por alimentación en su jornada laboral, y aún no existe acuerdo con la empresa.

A su paralización se sumaron sindicatos del puerto de San Antonio -el que mueve mayor carga-, y se han unido solidariamente en distintos días otros sindicatos en Valparaíso (centro), Huasco, Caldera, Arica (norte), y Cochrane, Calbuco y Puerto Montt en el sur.

El ejecutivo se ha abierto a actuar como mediador, pero ha condicionado el inicio de las negociaciones al fin de la huelga, en la línea de lo exigido por los empresarios portuarios.

"Espero que la voluntad de diálogo se imponga y que podamos prontamente sentarnos a la mesa a resolver el problema", señaló por su parte el ministro del Trabajo, Juan Carlos Jobet.

Los principales envíos afectados son el cobre, del que Chile es el principal productor mundial, y las exportaciones frutícolas en pleno verano austral.

El Ministerio de Minería cifró en al menos 67 millones de dólares de exportación de cobre diarias afectadas por la movilización, mientras que la Federación de Productores de Frutas de Chile señaló que el paro "ya ha afectado seriamente la exportación arándanos, carozos y uva de mesa".