•   Argentina  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Los ingresos tributarios de los países latinoamericanos aumentaron de un 13.9% del PIB regional en 1990 a un 20.7% en 2012, pero aún son bajos con relación a sus ingresos nacionales respecto a la mayoría de los países de la OCDE, según un documento presentado ayer en Santiago de Chile.

210114 ingresos

El informe “Estadísticas tributarias en América Latina 1990-2012” fue elaborado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, OCDE, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, Cepal, y el Centro Interamericano de Administraciones Tributarias, CIAT.

Aunque la tasa promedio de ingresos tributarios creció de forma sostenida en la región en los últimos años, desde un 18.9% del PIB en 2009 al 20.7% anotado en 2012, esta se sitúa 14 puntos porcentuales por debajo del promedio de los países de la OCDE, que es del 34.6%.

El informe fue presentado en el marco del XXVI Seminario Regional de Política Fiscal, que comenzó este lunes en la sede de la Cepal, en la capital chilena, y destaca además que existen amplias diferencias entre las tasas de ingresos tributarios de los países latinoamericanos.

Argentina con 37.3%

La tasa más alta corresponde a Argentina, con el equivalente al 37.3% del PIB, seguido de Brasil (36.3%), ambos por encima del promedio de la OCDE.

Después de Argentina y Brasil se sitúan Bolivia (26.0%), Costa Rica (21.0%), Chile (20.8%), Ecuador (20.2%), Colombia (19.6%), México (19.6%), Nicaragua (19.5%), Panamá (18.5%), Perú (18.1%), Paraguay (17.6%), El Salvador (15.7%), Venezuela (13.7%), República Dominicana (13.4%) y Guatemala (12.3%).

Entre los países de la OCDE, ese mismo rango varía entre un 48.0% en Dinamarca y un 19.6% en México.

Según el documento, la recaudación tributaria de los Gobiernos locales en América Latina es baja en la mayoría de los países y no se ha incrementado, debido al reducido abanico de impuestos sobre el que tienen competencia, en contraste con lo que ocurre en los países de la OCDE.