•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

En los últimos meses del año, cuando aparecen los frentes fríos y las noches se ponen más heladas que de costumbre, pequeños productores de las zonas bajas del país pueden sembrar papa con resultados similares a los obtenidos en zonas altas que tradicionalmente se han usado para ese cultivo.

Es una hipótesis aún, pero está en investigación por parte del Parque Tecnológico “Julio Padilla Méndez”, de la Universidad Nacional de Ingeniería, UNI, con apoyo de la Fundación para el Desarrollo Tecnológico Agropecuario y Forestal de Nicaragua, Funica.

El proyecto consiste en la investigación de producción de papa en zonas bajas. El año pasado, según Tatiana Vera, oficial de proyectos de Funica, los investigadores crearon una parcela demostrativa en la zona de Tisma, Masaya, en la que alcanzaron rendimientos de entre 20 y 25 toneladas por hectárea de ese producto.

Este año se amplió el área de investigación a Occidente, con parcelas demostrativas en Puerto Morazán, Cosigüina, Quezalguaque, y en el Pacífico Sur, en Diriomo.

En ese proyecto trabajan nueve productores, con aproximadamente un cuarto de manzana cada uno. Entre las variedades más promisorias destacan la Cal White, Monte Carlo y Cardinal, que resisten bien el clima y el suelo en Oriente y Occidente.

La oficial de proyectos de Funica afirmó que la siembra se hizo a finales de noviembre. Actualmente las plantas están en la etapa de desarrollo.

Ensayos

En el primer experimento con papa en zonas bajas, que se llevó a cabo en Tisma, Masaya, existía el temor de que no se produjera tuberización.

“El miedo era que no formaran los tubérculos, porque para que la papa forme sus tubérculos necesita ciertos grados de temperaturas bajas. Sí se logró en la época de siembra en que se investigó”, sostuvo Vera.

La especialista de Funica dijo que en las parcelas de Occidente y el Pacífico Sur ya se ha reportado una “microtuberización”.

Según la experta, la siembra de la papa en las zonas bajas del país debe enfocarse en el período de noviembre a diciembre, para aprovechar los cambios de temperatura. Como promedio se requieren entre 18 y 20 grados centígrados para que la papa pueda tuberizar, afirmó.

Jinotega, principal productor

En Nicaragua las mejores zonas para cultivar papas han sido Jinotega y Matagalpa; “sobre todo Jinotega, porque tiene las temperaturas adecuadas y un microclima que favorece ese cultivo”, explicó Vera.

Según el IV Censo Nacional Agropecuario, Cenagro, Jinotega tiene 1,039 manzanas sembradas con papa, seguida por Estelí, con 471 manzanas, y Matagalpa, con 390.

“Nicaragua no produce toda la papa que consume, así que la idea es ampliar un poco más las zonas de producción de papa y poder crear una semilla apta para Nicaragua. Estamos en esa etapa de validación”, añadió Vera.

Seguridad alimentaria

Nicaragua no produce toda la papa que consume, por lo que, de cumplirse las hipótesis sobre esas investigaciones, se mejoraría la seguridad alimentaria de los nicaragüenses. Vera manifestó que la idea es que siembren papa pequeños y medianos productores.

Además, a los investigadores les gustaría que se pudiera incluir la papa como un cultivo de patio, que sería una buena alternativa para familias de productores, y el excedente podrían comercializarlo en los mercados locales.

210114 economia

Permiso para importar papa

Importadores, comerciantes, productores y Gobierno, por medio del Ministerio Agropecuario y Forestal, Magfor, acordaron importar 5,000 quintales de papa extranjera, afirma una nota colgada en el sitio web de esta institución el viernes pasado.

La nota sostiene que esa cantidad de papa a importar es suficiente para abastecer los mercados mientras comienza a salir la cosecha pico de la papa nacional, que será de 33,000 quintales para lo que resta de enero.

Entre los acuerdos además está actualizar el inventario productivo del rubro, para conocer con exactitud la cifra de papa a cosecharse en los próximos tres meses y que garantizará el abastecimiento del mercado nacional, asegura la nota.

El Magfor estima que en el primer trimestre del año habrá una producción de 100,643 quintales. Jinotega podría aportar unos 70,000 quintales.

 

Demostración en parcelas

El próximo jueves 23 y viernes 24 de enero, la UNI y Funica realizarán visitas a las parcelas demostrativas de Quezalguaque y Diriomo.

A esa gira de campo están invitadas organizaciones que trabajan en ese cultivo, como socios de la Unión de Productores Agropecuarios de Nicaragua, Upanic; la Unión Nacional de Agricultores y Ganaderos, UNAG; proveedores de tecnologías amigables con el medio ambiente para la producción de papas, con los que trabaja Funica, entre otros.

“La idea es mostrar cómo se está desarrollando la investigación e interactuar un poco sobre la temática de cómo guardar la semilla, con otros métodos de tipo artesanal”, dijo Tatiana Vera, oficial de proyectos de Funica.