•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

El Gobierno y la patronal de Nicaragua acordaron conformar una comisión para dar seguimiento a los acuerdos de Bali de la Organización Mundial del Comercio, OMC, que desbloquean la Ronda de Doha, que estaba estancada desde 2008, y permiten avanzar en la liberalización del comercio internacional.

“Hemos visto la conveniencia de activar una comisión que tenga que ver con el comercio internacional, en particular por el cumplimiento de los acuerdos de Bali de la OMC”, dijo a periodistas el asesor para asuntos económicos de la Presidencia nicaragüense, Bayardo Arce, tras un encuentro con representantes del Consejo Superior de la Empresa Privada, Cosep.

Arce explicó que los acuerdos de Bali, suscritos en diciembre pasado, demandan a los países firmantes tener, a partir del segundo trimestre de este año, “una serie de preparativos”, entre ellos “revisar la Ley de Aduanas”.

Los 159 países miembros de la OMC alcanzaron un acuerdo histórico en la isla indonesia de Bali que desbloquea la Ronda de Doha, estancada desde 2008, y permite avanzar en la liberalización del comercio internacional, y ponerse de acuerdo en temas importantes sobre agricultura, facilitación del comercio y desarrollo.

Los partidarios calculan que este pacto supondrá un billón de dólares a la economía mundial y que creará 21 millones de puestos de trabajo.

Por su lado, el titular del Cosep, José Adán Aguerri, dijo que esa comisión ayudará a responder los compromisos asumidos por Nicaragua y revisar los temas pendientes.

“El acuerdo de Bali nos obliga a revisar el tema de la propuesta de la Ley de Aduanas y la Ley de Asocio Público-Privado”, precisó el dirigente empresarial.