•   México  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Brasil, México, Argentina y Chile, las mayores economías latinoamericanas, están bien posicionadas ante la crisis mundial,al tener importantes reservas y una deuda externa controlada, en tanto América Central y Haití son los más vulnerables, dijo a la AFP la secretaria ejecutiva de la CEPAL, Alicia Bárcena.

"El 2003-2007 fue un período de auge, que permitió a las cuatro mayores economías latinoamericanas acumular reservas, se presentaron condiciones inéditas, términos de intercambio muy favorables", dijo en entrevista la secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina (CEPAL).

Bárcena presentó en Ciudad de México un informe sobre el panorama económico de América Latina con la advertencia de que la actual crisis financiera internacional "nos va a pegar a todos" con un pronóstico de crecimiento del PIB regional menor que 3% en 2009.

Sin embargo, para la experta de la CEPAL, organismo que pertenece a las Naciones Unidas, muchos países de la región aprovecharon la época de bonanza y, a diferencia de crisis anteriores, están ahora en una mejor posición.

"Estas cuatro economías lograron cancelar deuda externa y mucha que quedó la transformaron a moneda local y también crearon mayores empleos en el sector formal", añadió al realizar un análisis de las economías de Brasil, México, Argentina y Chile.

Bárcena subrayó que la mayor diferencia con México es que las tres economías sudamericanas han diversificado el destino de sus exportaciones, con un fuerte mercado en Asia, sobre todo China e India".

"En el caso de México, China ha sido más un problema que un beneficio porque es una nación con la que compite. México es exportador de petróleo, pero también importa de alimentos y su mercado de exportaciones es Estados Unidos", explicó Bárcena.

Sin embargo, la secretaria ejecutiva de la CEPAL consideró que el anuncio del gobierno mexicano de reactivar la inversión en infraestructura con 5.000 millones de dólares "es un paso en el camino correcto".

"En el caso de Brasil, además de ser una economía diversificada porque no le apuesta a un solo mercado o producto, tiene muy buena infraestructura para inversión en desarrollo, le apostó a la innovación tecnológica, y al ser un país muy grande, su demanda interna le ayuda", añadió.

Sobre Argentina, la experta de la CEPAL destacó la decisión de la presidenta Cristina Kirchner de estatizar el sistema de pensiones como un mecanismo de "protección y de acceso a liquidez" debido a que las empresas transnacionales controladoras de los fondos estaban repatriando sus ganancias.

"Hay que ver cómo resulta esta jugada, aún no sabemos las consecuencias que tendrá; el mercado reaccionó negativamente", dijo.

En el caso de Chile, Bárcena lo puso como ejemplo a seguir para adoptar un sistema de línea socialdemócrata en el que hay libre mercado pero con un sistema de protección social para los más desfavorecidos.

"Chile es el más frágil, sobre todo porque han bajado los precios del cobre, pero aún así es un país que tiene muchas oportunidades, cuenta con reservas internacionales, un fondo de estabilización y tomó la decisión de que su presupuesto social va a ser contracíclico", dijo.

En contraste, Haití y los países centroamericanos, sobre todo Nicaragua, son los más vulnerables de la región por ser importadores tanto de alimentos como de materias primas y energía, además de tener altos índices de pobreza.

En ese sentido, Bárcena advirtió que en el último año se han perdido tres de los nueve puntos porcentuales en materia de abatimiento de la pobreza en la región.

"Los precios de los alimentos se han incrementado 16%, lo que impacta duramente los hogares pobres. Si no hay políticas activas de ayuda al ingreso, estimamos en la región puede haber un aumento de 15 millones de pobres en un año", explicó.