•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El mayor aporte en la producción de energía con recursos renovables en 2013 provino de la geotermia, que contribuyó con 16.7% del 51% de la generación total, una fuente poco explotada a pesar de que el país tiene un potencial disponible de 1,500 megavatios, MW, según fuentes del sector.

Nicaragua, según datos del Instituto Nicaragüense de Energía, INE, tiene una capacidad instalada con fuentes geotérmicas de 164.50 MW.

230114 economia

La geotermia, después del recurso hidroeléctrico, que tiene un potencial aprovechable de 2,000 MW, es la segunda fuente de mayor disponibilidad en el país, según datos del sector energético.

La geotermia es un recurso natural que es convertido en una fuente de energía renovable con alto factor de disponibilidad en los países del área.

Costa Rica, a nivel de Centroamérica, es el mayor generador de energía a partir de la fuente geotérmica, según las últimas estadísticas del subsector eléctrico de la Comisión Económica para América Latina y El Caribe, Cepal.

Los datos indican que hasta 2012 Costa Rica tenía una potencia instalada de 217.5 MW, seguido de El Salvador, que hasta ese mismo período tenía una oferta de 204.4 MW.

Entre 2002 y 2012 Nicaragua hizo un intento por aprovechar al máximo este recurso renovable, al pasar de una generación de 77.50 MW a 164.5 MW, según datos del INE.

Con la inauguración de la Oficina Regional de Geotermia, con sede en El Salvador, la idea es promover el uso, investigación y desarrollo de esa fuente energética de forma integral en Centroamérica, expresó su coordinador, Francisco Ernesto Montalvo López.

A nivel del istmo existen plantas en operación en Guatemala, El Salvador, Nicaragua y Costa Rica.

Por otro lado, Honduras y Panamá están en etapa de inicio de la explotación del recurso geotérmico, agregó Montalvo López.

El Banco Mundial estima un potencial geotérmico para la generación de energía en América Central entre 3,000 y 13,000 MW, según publicación de la Oficina Regional de Geotermia.

Dos generadoras

En la actualidad Nicaragua cuenta con dos plantas generadoras a partir del recurso geotérmico, la Ormat Momotombo Power Company, con una capacidad instalada de 77.50 megavatios, y la geotérmica San Jacinto Tizate, de la canadiense Polaris Energy, con capacidad de 87 megavatios.

Esta última planta, sin embargo, ha visto afectada su producción de energía debido a que dos de sus pozos se encuentran en mantenimiento desde finales del año pasado.

La planta Momotombo, por otro lado, ha venido disminuyendo de manera gradual su potencia por falta de energía en el reservorio y se proyecta que después del 2015 quede estable en 15 megavatios, según estimaciones hechas por el Gobierno en el Plan Indicativo de Expansión de la Generación Eléctrica 2013-2027.

17 proyectos

De acuerdo al plan, existe una cartera de 17 proyectos que podrían estar ejecutándose en el país y que están ubicados en el Pacífico nicaragüense, cerca de los núcleos de demanda agrupados a lo largo de la cordillera volcánica de Los Maribios, lo cual representa una sólida ventaja.

Los focos de explotación se extienden desde el volcán Cosigüina, donde existe un potencial en promedio de 106 MW, pasando por el volcán Casita-San Cristóbal (225 MW), volcán Télica-El Ñajo (78 MW), hasta la zona de El Hoyo-Monte Galán (159 MW).

Adicionalmente existe potencial geotérmico en la zona de Managua-Chiltepe (111 MW), Caldera de Apoyo (153 MW), Volcán Mombacho (111.5 MW) y la Isla de Ometepe (146 MW).

Para Lizeth Zúniga, directora ejecutiva de la Asociación Renovables de Nicaragua, sin embargo, existen factores que afectan el desarrollo de la geotermia en el país.

De acuerdo con el Banco Mundial, explicó Zúniga, la exploración y confirmación del recurso geotérmico es vital para captar y solicitar el interés del sector privado.

La geotermia es la fuente de generación óptima en cualquier parte del mundo por ser una energía permanente y una vez que está en funcionamiento, es barata, precisó la directora ejecutiva de dicha asociación.

César Zamora, gerente general de Aei Nicaragua, ha dicho a El Nuevo Diario que el potencial de energía que Nicaragua debe priorizar es la geotérmica, por una sencilla razón: es permanente en el sentido de que genera potencia durante los 365 días del año.

Además de la geotermia, que aportó un 16.7%, la eólica contribuyó en un 14.87% el año pasado en la producción de energía a partir de recursos naturales. La hidroeléctrica, a su vez, aportó el 12.16% y la biomasa el 7.25%, según datos del Ministerio de Energía y Minas, MEM.

 

Apuesta a renovables

Desde el 2007 Nicaragua ha estado apostando fuertemente a la generación con fuentes limpias; en ese año la producción fue 27%. Ya para el 2009 alcanzó 28%. En 2011, según datos del MEM, fue 32% y en 2012, de 41%.

El año pasado, según el ministro de Energía y Minas, Emilio Rappaccioli, la generación alcanzada fue de 51% y esperan que en 2014 sea de 52%.

 

"Los altos costos iniciales y el riesgo involucrado en la exploración de recursos geotérmicos, incluida la perforación de pozos de producción y reinyección, son factores que afectan el desarrollo de la geotermia".

Lizeth Zúniga

Directora de la Asociación 

Renovables de Nicaragua