Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

San José / AFP

Cámaras empresariales de Costa Rica lamentaron ayer las restricciones crediticias que han venido enfrentando por parte de entidades reguladoras de la economía del país, una situación que indicaron va a disparar el desempleo y los márgenes de pobreza.

La Unión de Cámaras de la Empresa Privada (Uccaep) culpó de la situación que regula el acceso al crédito al Consejo Nacional de Supervisión del Sistema Financiero (Conassif), a la Superintendencia General de Entidades Financieras (Sugef) y al Banco Central de Costa Rica (BCR).

“El sector privado emplaza al superintendente de Sugef, al presidente del Conassif y al presidente del Banco Central a que tomen acciones para que haya crédito disponible; de lo contrario, serán culpables de desempleo y pobreza”, advirtió Uccaep en un comunicado de prensa.

Uno de los sectores más afectados por las limitaciones es el de la construcción, que reportó a 25 mil trabajadores cesados recientemente debido a que varios proyectos fueron paralizados por falta de financiamiento, pero la cifra podría llegar a 40 mil.