•  |
  •  |
  • END

El sector industrial experimenta este año una desaceleración en su actividad económica, lo que provocará que su crecimiento caiga del 6 al 2 por ciento, siguiendo el ritmo de la economía del país, informó Mario Amador, Presidente de la Cámara de Industrias de Nicaragua, Cadin.

El representante del sector industria se refirió al tema luego de presentar la Guía Industrial de Nicaragua 2008 y el documento La Clave del Comercio, que recoge información importante para el sector empresarial.

El crecimiento del 2 por ciento del sector industrial sería inferior a la tasa lograda al final del año anterior, que fue del 6 por ciento.

Explicó que la desaceleración del sector industrial se debe a la fuerte contracción que está experimentando una buena parte del sector industria del país, principalmente el de Zona Franca, que registra un descenso en la producción, sobre todo por la caída de la demanda de Estados Unidos y otros países industrializados.

Además, mencionó que también hubo menos esfuerzos de inversión en otras empresas, como el sector de la carne, que el año pasado registró un buen nivel de ejecución de desarrollo de nuevos proyectos.

El presidente de Cadin señaló que otro factor que causa la desaceleración del sector industrial es que este año no se instaló ninguna gran empresa en el país, a como sí ocurrió en años anteriores.

Recordó que el año pasado se registró la instalación de Cone Denim, una textilera estadounidense que destinó 100 millones de dólares de inversión en el país.

Un año antes fue la industria láctea Centrolac la que inició operaciones en Nicaragua, lo que permitió obtener cifras más altas del crecimiento del sector.

Inversión no está congelada
A pesar de que no hubo inversiones de industrias grandes en el país este año, Amador explicó que eso no significa que haya un congelamiento de las inversiones en el sector industrial, ya que las empresas que ya están operando no pueden dejar de crecer.

Dijo que si una industria deja de invertir, lo único que garantizaría es la salida del mercado en el corto plazo, porque la competencia centroamericana e internacional seguiría invirtiendo y tendría mejores productos con menores costos que la nacional.

Crisis golpeará
El presidente de Cadin aseguró que muchas empresas nicaragüenses industriales exportan a Centroamérica y éstas están un poco al margen del efecto directo de los grandes consumidores como Estados Unidos, Europa, Asia y otros mercados, lo que evitará que sufran un mayor impacto con la crisis financiera mundial.

Sin embargo, consideró que las empresas que exportan a Estados Unidos están sufriendo una contracción de la demanda, algo que ya se está observando en la producción de textiles, que está dirigida al mercado estadounidense.

“Eventualmente lo que va a pasar es que al haber menos demanda, habrá menos necesidades de producción y esto llevaría a que haya puestos de trabajo que se van a perder”, aseveró.

Asimismo, explicó que los que exportan a Centroamérica también sentirán una contracción en la demanda a largo plazo, porque El Salvador, Guatemala y Costa Rica, que son los otros mercados a los que están exportando, también van a sentir en sus economías el efecto de la crisis mundial.

Nueva guía para empresarios
El presidente de Cadin presentó ayer la Guía Industrial Nicaragüense, un compendio de todas las industrias del país, con toda la información detallada de las empresas, qué ofrecen y cómo están conformadas, con el propósito de fomentar la interacción entre ellas.

“Lo que queremos es que una empresa nicaragüense tenga como primera opción de suministros de productos a otra empresa nica, para que puedan desarrollar los encadenamientos necesarios que puedan hacer que se potencien y se desarrollen”, apuntó.

Amador también presentó el documento La Clave del Comercio, una guía para pequeños y medianos empresarios que los llevará paso a paso desde el momento que deciden hacer una empresa, hasta el mercado de destino de los productos.