•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Muchas de las empresas pequeñas y medianas, pyme, que tienen limitantes de recursos han apostado a la virtualización para reducir sus costos operativos, sacar el máximo provecho a su presupuesto y otorgar a su personal de TI herramientas eficientes que les permitan un mejor control sobre su infraestructura y activos.

Generalmente algunos de los desafíos a los que se enfrentan estas empresas son:

• Mejorar la eficiencia.

• Proteger los datos.

• Alta disponibilidad a aplicaciones.

• Seguridad financiera.

Y deben solventar todo esto con recursos muy limitados y algunas veces escasos.

Al consolidar equipos y virtualizarlos se eliminan compras duplicadas en toda la organización; además, al optimizar sus activos y sus procesos internos, se ahorra tiempo y dinero, mejora el flujo de trabajo y aumenta su competitividad a medida que su empresa crece en tamaño y grado de madurez.

Uno de los beneficios más visibles es la protección de los valiosos activos de software de su empresa en caso de adversidades y mejor mantenimiento del hardware; otros a largo plazo pueden no ser inmediatamente evidentes, pero se manifestarán con el tiempo.

Las siguientes son cuatro buenas razones para no aplazar más la virtualización en su compañía:

1. Continuidad del negocio.

Dependiendo del tipo de negocio y la infraestructura, las fallas técnicas y el tiempo de inactividad que se derive de estos pueden resultar fatales. En casos más graves puede dañar la relación con clientes y usuarios o incluso enfadar a socios de negocio. La seguridad ofrecida por la virtualización reduce estos problemas y mantiene el tiempo de inactividad al mínimo, en donde recuperarse y dar una respuesta efectiva resulta mucho más rápido y económico.

2. La virtualización es el primer paso en el camino hacia la nube.

La virtualización permite la computación tanto en nube pública como en nube privada. De este modo las empresas pueden implementar opciones de Software como Servicio (SaaS) y de Infraestructura como Servicio (IaaS) en donde se puede obtener un portafolio más amplio de productos y servicios.

3. Incrementar la productividad de los empleados.

La homogeneización de versiones de software reduce los problemas habituales a la hora de compartir archivos e información, lo que permite que la comunicación sea más fácil y fluida a todos los niveles dentro de la organización. Los usuarios pueden colaborar de forma natural, un factor clave para aumentar la productividad. Muchas empresas que implementaron la virtualización han informado un aumento en la productividad de TI; el 73% declaran reducciones significativas en el tiempo dedicado a tareas administrativas de rutina.

4. Control de riesgos y costos.

Las empresas con entornos virtualizados son capaces de tomar ventaja de los activos que ya poseen, lo cual les beneficia en:

• Saber qué licencias se posee, y determinar lo que realmente se necesita.

• Reducir al mínimo las amenazas de seguridad y evitar descargas no autorizadas de software, reduciendo conflictos de tecnología y el aumento de la estabilidad.

• Centralización de las políticas de control y automatización de procesos manuales.

Es evidente que la virtualización se está convirtiendo rápidamente en la manera estándar de administrar un entorno eficiente y que es la base para la siguiente generación de TI. Cualquier empresa que no se dé cuenta de esto podrá quedarse atrás en el actual panorama competitivo.