•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El desarrollo de la propiedad industrial y de marca es aún un poco tímido en el país, dijo la experta en propiedad intelectual y docente de la Universidad Centroamericana, UCA, Ambrosia Lezama. Por esa razón cree que muchos pequeños y medianos empresarios todavía no han dado el paso de inscribir su marca ni “defenderla”.

“El bien intangible necesita ser inscrito y ser defendido... y las defensas, como las inscripciones, tienen un costo. Los costos, desde el punto de vista de costos-beneficios, son un poco altos. Entonces yo diría que quizás ese sea uno de los principales problemas con los que se enfrenta el productor”, explicó la experta.

Lezama brindó recientemente una charla sobre “el derecho a la protección del signo distintivo como un bien intangible añadido al producto o servicio de los negocios”, en las instalaciones de la Asociación de Productores y Exportadores de Nicaragua, APEN, en el evento Un Día con el Exportador.

“Se requiere mayor esfuerzo de parte de la Asociación para que sus socios puedan desarrollar sus signos distintivos, no solo para los productos que venden en Nicaragua, sino también para la exportación”, analizó la experta en derecho.

 

¿Cuál es su valoración sobre la situación de los negocios en el tema de marca luego de esta charla que brindó?

Fue toda una mañana muy valiosa, muy importante, porque ellos (pequeños y medianos empresarios que participaron en el evento) quedaron muy convencidos de la importancia de tener registrada su marca. Entonces les dimos a conocer los procesos, que son muy importantes y que a veces diría yo que son hasta similares en el resto de los países de la Organización Mundial de Comercio.

 

¿A qué se debe que muchas empresas no busquen cómo registrar su marca?

Hay varios factores. Uno de ellos, recordemos, es que el tema de derecho de propiedad industrial y en el caso específico de marcas no se da con fuerza en las universidades, y vivimos en un mundo en el que queremos simplemente vender, sin pensar en la competencia leal.

Entonces, por un lado descuidamos un tema y por el otro atendemos el negocio. Es decir, estamos pensando en vender hoy y no pensamos en el mañana. Entonces, APEN les está diciendo: “señores, debemos trabajar para Nicaragua, no solamente para hoy, sino que también para mañana y para siempre”.

 

¿Eso quiere decir que el registro de la marca conlleva a la sostenibilidad?

Tenemos que tener esa sostenibilidad en el tiempo, bajo procedimientos legales, porque, como les decía, “ustedes pueden proteger su marca, pero no la pueden dejar vencer ni diluir, ni dejar que otro asocie ni confunda su marca con otro signo de la competencia”. Tenemos que ser rápidos en actuar, para poder penetrar y aprovechar los mercados que ya están abiertos.

 

¿Qué riesgos hay cuando una empresa no da esos pasos?

Se aprovechan otros países y también se aprovechan los que ya tienen elaborada su marca. También pierden precio en los productos, porque no es lo mismo vender los productos con un signo distintivo, a que vendan sus productos a granel. No solamente estamos perdiendo ganancias, sino que estamos perdiendo mucho más, como la generación de empleos que tanto necesitamos.

 

¿En qué situación están todos los negocios presentes en el evento Un Día con el Exportador?

Estoy muy contenta, porque sobre todo fueron sinceros. La mayoría del grupo, aproximadamente un 80%, no tiene marca y eso es un reto para que APEN pueda seguirlos llevando de la mano hasta que consigan la protección legítima de su signo distintivo.

Uno que otro tiene marcas, pero no, desde mi punto de vista, tan distintivas. Lo importante fue que quedaron muy animados.

 

¿Qué obstáculos legales encuentran las pymes para crear y registrar sus marcas?

El primer obstáculo que tienen las pymes es el desconocimiento de procedimientos. Cuando se desconoce el procedimiento, incluso, dónde está la autoridad, tenemos una desventaja; pero eso se supera rápidamente, porque tenemos una legislación que es acorde a nivel internacional y si sabemos hacerlo en Nicaragua, lo podremos hacer a nivel internacional.

 

¿El proceso es más corto o igual que en otros países?

Existen países donde se pueden crear marcas en mejores tiempos, porque han implementado quizás otra serie de instrumentos, por ejemplo, el tema de la informática. Se puede solicitar su signo en línea y yo creo que es muy valiosa. Asimismo, que los usuarios aprendan que no deben equivocarse en las solicitudes, porque esas equivocaciones no solamente generan mayor tiempo, tanto para la autoridad como para ellos mismos, sino también costos.

 

¿De cuánto es el tiempo?

El tiempo prudencial o que sería un sueño para mí es de seis meses, no mayor de ocho, pero sí se dan casos que van más allá.

 

¿En qué medida es necesaria la asesoría legal?

Les puede ayudar mucho. El seminario de hoy ha sido un seminario exitoso, desde el punto de vista de que los participantes han quedado muy motivados por la necesidad de inscribir su signo. Es fundamental tener una casa y con toda confianza poder llegar antes de ir a la autoridad competente, para poder asesorarse de ellos.

A través de otros seminarios se podría hablar sobre cómo minimizar costos y tiempos.

 

¿Quién es?

Ambrosia Lezama es pedagoga, abogada y notaria pública.

Es apasionada del tema de propiedad intelectual desde hace más de 30 años. Además, cuenta con una maestría en derecho empresarial y es docente horaria de propiedad intelectual de la Universidad Centroamericana, UCA.

También es tutora de tesis monográficas relacionadas con el tema de propiedad intelectual.