•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Pequeños productores de café de Matagalpa consideran que echar a andar el Programa Nacional de Transformación y Desarrollo de la Caficultura, impulsado por el Gobierno, es urgente, ya que no ven a la fecha un plan nacional que conlleve al control de la roya y los problemas que los están afectando.

“Hay una seria problemática para invertir en renovación de las áreas de café y para garantizar los ingresos de las familias campesinas”, expresó Martha Estela Gutiérrez, directora ejecutiva de la Asociación de Cooperativas de Pequeños Productores de Café de Matagalpa, Cafenica.

Gutiérrez dijo que los productores y las organizaciones están haciendo lo que pueden, con los pocos recursos que tienen.

“Una cosa es que exista una ley, que en teoría dice que hay un plan de rehabilitación y transformación de la caficultura, pero todavía no se ha echado a andar y el tiempo va corriendo”, enfatizó Gutiérrez.

La Ley para la Transformación y Desarrollo de la Caficultura, aprobada a mediados de diciembre último por la Asamblea Nacional, estableció la creación del Fondo de Transformación de la Caficultura, así como de la Comisión Nacional de Transformación y Desarrollo de la Caficultura, Conatradec, la que a la fecha no ha sido dada a conocer.

Es urgente

“Para nosotros, se debería trabajar de manera urgente en echar a andar el plan, coordinar con las organizaciones para la implementación del mismo y asegurar las labores para la siguiente cosecha”, sostuvo Gutiérrez.

Según la productora, la presente cosecha está finalizando y en los próximos meses hay que comenzar los preparativos del siguiente ciclo.

“Hay que preparar los planes de renovación ahora que es cuando se deben hacer los viveros de café, si no, no vamos a poder renovar esas áreas”, recomendó.

Cafenica agrupa a cooperativas y uniones de cooperativas, que en su totalidad reúnen a más de 10,000 productoras y productores de café.

En este momento, dijo Gutiérrez, consideran que la afectación de la roya en sus cafetales será de 40%, de los 240,000 quintales de café oro que producen en promedio.

El director del Programa de Investigación de Nitlapan, de la Universidad Centroamericana, UCA, Alfredo Ruiz, dijo que entiende la situación de los pequeños productores y en ese sentido sostuvo que se debe actuar con urgencia.

“Yo entiendo que la ley de transformación de la caficultura es una estrategia de mediano y largo plazo, y está bien, se debe trabajar en un plan de reinversión y recomposición de la caficultura; pero actualmente hay una serie de caficultores seriamente afectados y que necesitan resolver este problema con la seriedad que se debe”, expresó Ruiz.

El impacto

¿Por qué es urgente echar a andar el programa? El cultivo de café genera aproximadamente 300,000 empleos directos e indirectos, es decir 53% del total del empleo del sector agropecuario y el 14% del total de empleos del país, según fuentes oficiales.

Ese sector está compuesto por 44,519 productores y productoras, de los cuales 18,640 tienen como máximo cinco manzanas de tierras, de las más de 180,000 manzanas que se cultivan en el país.

 

Cambio climático

El problema de la roya en los cafetales se agrava por el efecto del cambio climático, opinó la directora ejecutiva de Cafenica, que participó en un encuentro relacionado con el tema organizado por el Centro Internacional de Agricultura Tropical, CIAT.

Además, opinó que los productores no han tomado las medidas suficientes para evitar la proliferación del hongo.

“Creo que no hemos tomado suficientes medidas para evitar la proliferación de la roya. Algunos productores sí, porque las organizaciones están trabajando fuertemente para orientar a las cooperativas sobre qué hacer, pero, obviamente, si un cafetal está afectado, puede contaminar a sus vecinos, porque es un hongo que se puede transmitir rápidamente por el viento o por el paso de la gente”, explicó Gutiérrez.