•   Londres, Inglaterra  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Los precios del café alcanzaron el martes sus niveles más altos en varios meses por el tiempo inusualmente seco que sufre Brasil, primer productor y exportador mundial, que podría perjudicar a la próxima cosecha.

La variedad arábica, que constituye tres cuartas partes de la producción brasileña, se pagaba en Nueva York a 137,95 centavos de dólar la libra -récord desde mayo de 2013-, mientras el robusta, de menor calidad, se pagaba a 1.905 dólares la tonelada en Londres -precio máximo en seis meses.

El precio del arábica aumentó un 23% en una semana y un 36% desde noviembre pasado, cuando alcanzó su precio más bajo en siete años (100,95 centavos de dólar la libra).

"El fuerte aumento de los precios se debe a uno de los veranos (australes) más calurosos y secos que Brasil recuerda, algunas partes del país han registrado las lluvias más escasas desde 1940", explicó a la AFP Edward George, director de investigación de materias primas alimentarias en Ecobank.

El estado brasileño de Minas Gerais (sureste), donde están la mayoría de los cultivos cafetaleros del país, se vio afectado por este tiempo anormalmente seco, justo en plena maduración de los frutos, que se cosecharán a partir de abril.

"Tememos que esta ola de calor perjudique al crecimiento de las bayas del café, que resultaría en un mayor número de granos pequeños de menor calidad y limitaría el crecimiento de los árboles antes de la próxima cosecha", precisó George.

"Las previsiones optimistas de una cosecha (brasileña) de 60 millones de sacos (de 60 kilos) serán difícilmente alcanzables a menos que el tiempo cambie pronto", advirtieron los economistas de Commerzbank.