•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Tener una visión más amplia del sistema social y económico que opera a nivel internacional son las destrezas que quieren dar a conocer a los estudiantes de la carrera de Relaciones Internacionales, de la Universidad Iberoamericana de Ciencia y Tecnología, Unicit.

“Se trata de que el alumno se apropie no solo de las habilidades, de las destrezas que requiere un diplomático más planetario, es decir los hombres modernos”, enfatizó el decano de esa Facultad, Orlando López-Selva.

 

¿Cuál es la formación que quieren ofrecer a los estudiantes de Relaciones Internacionales?

En cada negocio o actividad que nos involucremos hay un componente de conocer lo que hacen los otros, son 196 Estados que hay en el mundo; de qué manera la nueva diplomacia empresarial puede ayudar a hacer que podamos crecer y que podamos desarrollar más nuestras economías, realmente en convertirnos no en ciudadanos de nuestros propios países sino en agentes libres que estamos trabajando por el interés mundial.

El fenómeno lo determina el comercio y creo que la carrera de Relaciones Internacionales de la Unicit va proyectada a apuntalar esos ejes: comercio, negocios, y también crecimiento económico y cultural.

Queremos pasar del Homo loquans, es decir del hombre que habla, al Homo faber, al hombre que hace, es decir convertir a nuestros alumnos en hombres hacedores, porque estamos aburridos de los discursos, tenemos que construir un país.

Queremos empezar a enseñar a los estudiantes a que sean pensadores de nación, que piensen en el interés del bienestar nacional y que todo se debe proyectar hacia afuera, hacia la globalización.

 

¿Ofrecen una visión amplia al estudiante de lo que está pasando en las otras economías del mundo?

Claro, y esos son los contenidos de Relaciones Internacionales que tienen que ver con comercio, con economía, con cultura, con historia, con religión, con escalafones de poder, es mucho más amplio.

 

Si hablamos de cambiar la mentalidad a los estudiantes, ¿qué políticas están implementando en la carrera?

Exponer a nuestros estudiantes en foros internacionales, que asistan, vamos a asistir, creo yo, a Paraguay a mediados de año, vamos a llevar a los mejores alumnos de tercero y cuarto año para que vayan a un foro de la OEA, vamos a tener una conferencia con destacadas personalidades del mundo de las Relaciones Internacionales y vamos a tener más encuentros con grandes actores internacionales que vengan a Nicaragua.

Se trata de que el alumno se apropie no solo de las habilidades, de las destrezas que requiere un diplomático más planetario, es decir los hombres modernos.

Hay tres cosas fundamentales que debe tener el hombre moderno: poder manejar las herramientas como el software; vivir en un ambiente global en un sentido amplio, socializando y con tolerancia; y tercero, hablar varios idiomas.

Esos tres elementos son los pilares de las carreras que nosotros queremos y en eso se enfocan nuestros estudiantes para que sean buenos empresarios, buenos estudiantes y que no solo sepan cómo producir y cómo exportar, sino cómo tratar con los mercados internacionales, saber cuáles son los índices de los productos que están vendiendo y hacia dónde apunta la economía y hacia dónde va el crecimiento.

 

¿Hicieron cambios en el pensum?

Tenemos actividades extracurriculares, en ese sentido insistimos en el Homo faber, en el hombre que hace, como se dice en latín, para convertir a nuestros estudiantes en verdaderos líderes como personas no solo capaces de comprender la realidad sino de cambiarla.

 

¿El emprendedurismo debe entrar en juego en esta nueva visión?

Claro que sí, nosotros no queremos ni sujetos pasivos ni sujetos a la espera de que las cosas cambien y se acomoden sino personas que lideren, que tomen iniciativas, pero que sepan que cualquier cosa que hagan en el mundo de los negocios debe trascender las fronteras.

Cuando hablamos de esto que no nos conformemos solo con el ámbito centroamericano, sino que queremos llegar más allá; ahora hay acuerdos de libre comercio entre Europa y América Latina, entre China, Japón, la India, con las grandes economías de Sudamérica, es decir vivimos otros tiempos.

No podemos estar estáticos, la globalización nos está impulsando a ir más allá.

Teniendo al alcance las tecnologías y la formación que pretenden dar a los estudiantes, ¿cuál cree será el producto final?

Serán estudiantes destacados, estarán dando clases en universidades de prestigio, estarán en instituciones de prestigio como el BID, el Banco Mundial, el BCIE, trabajando en misiones de organismos no gubernamentales internacionales. Creo que el espectro es amplio.

No podemos limitarnos a creer que un egresado de Relaciones Internacionales solo puede ser diplomático de su país, no, el país es una unidad pequeña, solo hay 197 Estados en el mundo, pero ahora hay nuevas estructuras.

¿Qué ejemplos están tomando de otros países?

Lo que nos atrae a nosotros es el desarrollo de países como Japón, China, la India. Tenemos que ir en la dirección de los vencedores.

 

¿Qué les hace falta para estar a nivel de universidades de otros países?

Estamos trabajando para impulsar a los que tienen mayor disposición de sacar adelante a Nicaragua.


¿Quién es?

Orlando López-Selva es actualmente decano de la Carrera de Relaciones Internacionales, de la Universidad Iberoamericana de Ciencia y Tecnología, Unicit. La licenciatura en Ciencias Políticas la obtuvo en la Universidad de Calgary, Alberta, Canadá, en la década de los ‘80.
En el año 2000 estudió una maestría en Asuntos Públicos (o Políticos) e Internacionales en la Universidad de Pittsburgh, Pennsylvania, Estados Unidos.
Es abogado y tiene un posgrado en Derecho Internacional.