•   Panamá  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

La Autoridad del Canal de Panamá, ACP, dijo ayer que la “posición inflexible” del consorcio GUPC impidió lograr un acuerdo financiero para reflotar la ampliación de la vía, y exigió al contratista respetar el contrato y “reanudar” de inmediato las obras, que ya suspendió por completo.

060214 canal

“Nosotros no nos retiramos de la mesa”, dijo el administrador de la ACP, Jorge Quijano, que no descartó que pese al fin del plazo de las negociaciones, la medianoche del martes, aún se pueda alcanzar un acuerdo con el GUPC, aunque alertó que la “ventana” para ello “se cierra” minuto a minuto.

La ACP inicia ahora un proceso de análisis para decidir los pasos a seguir, que pueden incluir rescindir el contrato porque “no le tiene ningún miedo a lo que le falta” para terminar la obra, y tiene capacidad financiera y técnica para asumirla y concluirla en 2015, añadió Quijano en rueda de prensa.

“Nosotros somos muy cuidadosos (sobre) los pasos que tomamos, estamos haciendo antes todos los análisis y en el momento más indicado, con una cabeza muy fría, tomaremos las decisiones pertinentes para asegurarnos que esta obra se termine en el 2015”, afirmó.

Fuera de contrato

Denunció que el Grupo Unidos por el Canal, GUPC, que lideran Sacyr y la italiana Impregilo, ha suspendido hoy por completo las obras, lo que estaría fuera del contrato que sigue vigente y que establece que “se debe mantener un ritmo de obra aceptable para poder cumplir con los hitos y las producciones establecidas”.

“En estos momentos GUPC, ellos son los que han suspendido la obra, ellos son los responsables ante sus empleados, subcontratistas (...); el Canal de Panamá en estos momentos no ha tomado ninguna acción en particular”, recalcó.

Quijano dijo que, aunque ha habido una clara “pérdida de confianza” en el contratista, la ACP está abierta al diálogo y el mismo puede seguir si el consorcio tiene la voluntad y reconoce las bondades de la opción planteada por la Autoridad para solventar el problema de falta de dinero que aqueja al GUPC, sin que ello signifique salirse de los parámetros del contrato vigente.

Otras ofertas

Añadió que una de las opciones que maneja la ACP es asumir los trabajos, y que “hay empresas que han pasado a ver en qué estado están las obras”, porque tienen interés en involucrarse.

“Yo no voy a entrar en detalles de qué empresas son, pero cuando se da una situación como esta, hay de todo tipo de ofertas y vamos a esperar el momento. Ahora mismo no vamos a hablar de eso, porque no hemos contratado ninguna, esos son los pasos que vienen en el caso que sean necesarios”, declaró.

 

"Como dije siempre, hay posibilidades de acuerdo; lo que nosotros no vamos a permitir es que esta obra se detenga por un período excesivo".

Jorge Quijano

Administrador de la ACP

 

Versión del GUPC

Mientras tanto, el GUPC anunció ayer en Madrid que la ACP rompió las negociaciones, aunque aseguró que el consorcio “sigue buscando una solución de financiación” para terminar las obras de ampliación de la vía en 2015.

En un comunicado, el Grupo precisó que la supuesta ruptura de negociaciones se dio mientras se analizaba su propuesta de aportar el consorcio US$100 millones y un nuevo aporte de US$400 millones que se financiarían, mientras que la ACP desembolsaría otros US$100 millones y aprobaría una nueva moratoria de la devolución de US$785 millones en pagos anticipados.

A eso agregó un pedido de US$50 millones “para permitir los pagos a las subcontratistas y a los trabajadores y cubrir así las nóminas”, lo que Quijano dijo no se pudo atender porque GUPC no tenía, hasta ayer, el “paz y salvo” (no está al día) en las cuotas al seguro social de las plantillas.