•  |
  •  |
  • END

Un incremento de 6.2 por ciento en el precio del quintal de arroz recibieron los productores del grano, como un incentivo para garantizar que continúe creciendo el área de siembra del alimento, informó Róger Zamora Hinojos, Gerente de Operaciones de Corporación Agrícola S.A., Agri-Corp.

Con el incremento, los productores de arroz recibirán 495 córdobas por quintal del grano en granza seca y limpia, en vez de los 466 córdobas que se estaban pagando antes.

Agri-Corp es la más grande importadora y comercializadora del grano en el país, y según Zamora, el incremento se debe a que en la hoja de costos del productor se refleja un aumento de los gastos por los insumos.

Explicó que los insumos no han bajado a como quisieran, a pesar de la caída que está experimentando el precio internacional del petróleo, que es lo que había encarecido dichos productos.

Dijo que en relación al mes de junio, el costo para producir una manzana de arroz pasó de un mil 250 a un mil 500 córdobas, lo que ameritaba un aumento en el precio del grano para garantizar que se mantenga la siembra del mismo.

El incremento en el precio al productor se logró gracias al Programa de Apoyo al Productor de Arroz, PAPA, en el que participa toda la cadena productiva del grano y que ha permitido mantener precios más bajos a nivel local en comparación con el resto de Centroamérica, aún en los momentos de precios altos.

“Si no se le da incentivos al productor para un mejor precio, no va a querer sembrar y eso impacta en una reducción de la producción”, apuntó.

Zamora manifestó que el incentivo en precio que ha estado recibiendo el productor está permitiendo que en la cosecha de este año se obtengan 800 mil quintales adicionales del alimento, lo que equivale a diez mil manzanas adicionales de siembra con respecto al ciclo anterior.

Precio con tendencia a la baja
El director de Operaciones de Agri-Corp informó que el precio del arroz está experimentando una baja importante en el mercado internacional, al pasar de 21 dólares el quintal puesto en Estados Unidos a entre 15 y 16 dólares, una tendencia que también está afectando a otros rubros como el café y el azúcar.

Explicó que en Nicaragua existe un esquema organizado de toda la cadena productiva del arroz y esperan que en algún momento se pueda hablar de una reducción en el precio al consumidor local, pero que primero necesitaban tener garantizado el precio que incentivara al productor y saber de cuánto será la cosecha.

“No se puede hacer solo una baja del precio al consumidor si también se le baja al productor, porque el siguiente ciclo vas a tener menos producción porque faltará el incentivo para que siembren”, apuntó.

Zamora recordó que hace un tiempo el sector arrocero estuvo a punto de desaparecer y algunos productores comenzaron a sustituir áreas de este grano con maní y otros rubros, pero actualmente se han recuperado, gracias al programa PAPA.

“Necesitamos generar estabilidad en el sector productivo para hablar de una estrategia alimentaria en el país”, expresó el funcionario de Agri-Corp. Consideró que esa estabilidad que tiene el sector arrocero ha permitido que el 96 por ciento de lo que compra en arroz el consumidor se destine al sector productivo.

La cosecha alta de arroz sale entre los meses de de octubre, noviembre y diciembre, según Zamora. Nicaragua produce unos cuatro millones de quintales de arroz, e importa cerca de dos millones para satisfacer una demanda de aproximadamente seis millones de quintales, según los arroceros.