elnuevodiario.com.ni
  •   Nueva York  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El petróleo cerró este lunes sobre la barra simbólica de los 100 dólares, en leve alza en un mercado prudente en vísperas del discurso que pronunciará la nueva presidenta de la Reserva Federal y anticipando un descenso de los stocks de crudo.

El barril de "light sweet crude" (WTI) para entrega en marzo ganó 18 centavos en el New York Mercantile Exchange (Nymex), situándose en 100,06 dólares.

La mayoría de los inversores "espera otra fuerte baja de los stocks en Cushing", subrayó James Williams, de WTRG Economics.

Las reservas de crudo en esa terminal, que sirven de referencia para la cotización del WTI, habían alcanzado niveles récord el año pasado, afectando los precios del petróleo estadounidense.

Pero la puesta en funcionamiento en enero de la parte sur del oleoducto Keystone permitió descongestionar Cushing, encaminando mucho más petróleo hacia las refinerías del golfo de México.

"Eso debería permitir que los precios del WTI se acerquen progresivamente a los del Brent", cotizado en Londres, comentó James Williams.

El alza de los precios fue sin embargo limitada por la prudencia que se observa en el mercado antes de la primera intervención pública de la nueva presidenta de la Fed, luego de que asumiera el cargo el 3 de febrero, que tendrá lugar el martes en el Congreso.

"El informe mensual sobre empleo publicado el viernes mostró un descenso de la tasa de desempleo, pero también una débil creación de empleos", recordó Carl Larry de Oil Outlooks and Opinion. "La economía parece estabilizarse, pero la demanda de energía no va a ser tan sólida como querríamos", alertó.

También "el mercado va a analizar lo que Janet Yellen dirá mañana, si va a sugerir una nueva flexibilización de la política monetaria actual de la Fed, lo que significa dinero fácil por un poco más de tiempo", agregó. Esas medidas "benefician en general a las inversiones en materias primas".

Los inversores siguen de cerca también la evolución de la situación en Libia, donde según Matt Smith de la publicación de información petrolera "The daily distillation", la producción subió nuevamente a 600.000 barriles diarios luego de los problemas registrados recientemente en un oleoducto del oeste del país.