•   Washington  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente de EE.UU., Barack Obama, y su homólogo francés, Francois Hollande, acordaron ayer abrir un nuevo diálogo económico para aumentar el comercio bilateral, y subrayaron su compromiso con las negociaciones para alcanzar un acuerdo de libre comercio entre EE.UU. y la Unión Europea (UE).

“Estoy encantado de anunciar que vamos a lanzar un nuevo diálogo económico para ampliar el comercio, aumentar la competitividad de nuestras empresas, espolear la innovación y alentar a nuevos empresarios”, dijo Obama en una conferencia de prensa tras reunirse en la Casa Blanca con Hollande.

El diálogo, similar a los que EE.UU. mantiene con otros países, se canalizará a través del Departamento de Comercio estadounidense y el Ministerio de Economía francés, que esperan celebrar una primera reunión del nuevo mecanismo en mayo o junio próximo, según precisó la Casa Blanca.

Se espera que estén sobre la mesa asuntos como el desarrollo de las pequeñas y medianas empresas, la potenciación de la inversión directa en ambos sentidos, el impulso a mejoras en manufacturas y en innovación y la promoción de productos ecológicos, además de la eliminación de trabas para el acceso al mercado.

Eliminar barreras

Ese diálogo se producirá al mismo tiempo que se negocia el TTIP, como se conoce el acuerdo de libre comercio entre EE.UU. y la UE, y que según indicó ayer Hollande, debe centrarse en “abrir los mercados, eliminar las barreras no arancelarias” y asegurarse “de que se ofrezcan las mismas oportunidades a todas las compañías”.