•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La Unión de Lecheros Agropecuarios de El Sauce, Uldesa, R.L. acopiaba 450 litros de leche fría cada dos días, mientras que en la actualidad acopia 7,200 litros cada dos días, en invierno, y entre 1,200 litros y 1,300 litros diarios en verano, afirmó su presidenta, Brenda Palacios López.

120214 GANADO

Esa cooperativa, ubicada en el municipio de El Sauce, León, la conforman 22 socios, el 60% mujeres, y actualmente le vende el producto a la empresa Parmalat.

Además, trabajan con 102 pequeños productores a quienes compran la leche.

Uldesa, R.L. es un caso de éxito del proyecto Trazarnic, de la Asociación de Productores y Exportadores de Nicaragua, APEN, que este año se propone la meta de atender a unos 330 productores.

“Nosotros necesitábamos abrirnos brecha en el tema de la trazabilidad y con APEN hemos recibido talleres, manuales sobre alimentación en verano, genética, manejo del hato y manejo de los registros para la trazabilidad”, comentó Palacios.

Asistencia técnica

Leonardo García, coordinador del proyecto Trazarnic, dijo que uno de los componentes que más llaman la atención de los productores en el proyecto Trazarnic es la asistencia técnica y capacitación en buenas prácticas pecuarias, BPP.

A partir de los resultados obtenidos en el acopio de leche, a Uldesa, R.L. se le han abierto las puertas de los bancos y en la actualidad manejan un crédito por el orden de un millón de córdobas. Ese dinero lo utilizan para financiar a sus socios en adquisición de suplementos alimenticios de verano, desparasitantes, vitaminas, sales minerales y sal común.

Hato gana peso

Otro de los beneficios obtenidos por los productores integrados en el proyecto Trazarnic es el engorde del ganado.

Ganaderos que tradicionalmente tardan alrededor de 18 meses en pasar a un animal de 210 kilogramos a un peso de entre 350 y 400 kilogramos, en la actualidad solo tardan entre 8 y 10 meses. En ello ha influido mucho la asistencia técnica en BPP, según los propios beneficiados.

Disminuyen costos

Por otra parte, según García, los ganaderos disminuyen sus costos al poner en práctica las BPP en sus fincas, porque evitan muchas enfermedades. “Es dinero que ahorra el productor, porque reducen sus costos de medicamentos para los animales hasta en un 50%”, aseguró el coordinador del proyecto Trazarnic.

“Hemos aprendido a elaborar bloques de minerales, a ensilar pasto, y todo eso produce más peso en el animal y se convierte en una ventaja para nosotros, porque antes no lo sabíamos hacer”, afirmó el pequeño productor de Río San Juan, Rodolfo González.

Según APEN, la mortalidad bovina en las fincas que trabajan con el proyecto Trazarnic ha disminuido hasta en un 50%.