Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

AGUA CRISTALIZADA

Recientemente se viene haciendo uso de la llamada agua cristalizada como sustituto del riego, principalmente en proyectos de reforestación. Al respecto se vienen desarrollando algunas iniciativas como el desarrollo de investigaciones para validar este producto con cultivos agrícolas.

Agua cristalizada es el nombre que se da a un polímero, que siendo del tamaño y formas parecidas a un cristal de azúcar, absorbe agua, con lo que se crece hasta alcanzar unos dos centímetros de diámetro, convirtiéndose en un almacén de agua.

Debido a que la tensión superficial con la que retiene el agua es mayor que la del suelo, no permite que este último la absorba, pero sí las plantas, debido a que logran desarrollar una mayor tensión que la del polímero.

La forma de uso consiste en colocar granos cargados de agua en el hoyo donde se plantará, a una profundidad accesible para las raíces. Luego se coloca la planta y se completa el llenado del orificio. Debido a la acción absorbente, el polímero vuelve a degradarse a la condición de cristal, por lo que debe aplicarse agua al suelo para que éste la absorba cada cierto tiempo. La cuenta es que cuando se reduce su tamaño, resulta también beneficioso porque permite la aireación de las raíces para facilitar su desarrollo.

Aspectos que deberán investigarse son entre otros: tiempo y formas de degradación del polímero, el cual se dice es un polímero natural, por lo que se deducen puntos a su favor; es preciso saber si quedan sometidos a un proceso de lixiviación, y ¿qué ocurrirá con estos granos en ese recorrido? o ¿qué pasará cuando alcancen el nivel freático?
En todo caso, el uso de este producto puede ser visto como un sistema de riego de bajísimo costo, pues se habla de que permanece en el suelo por un período de unos tres años, distribuyendo agua directamente a las plantas. En ese caso se debe cambiar las formas de cálculo de las normas de riego, pues en este caso no se aplicaría una lámina de agua, la que incluso debe ser calculada para el riego por goteo.


Carlos Javier López y Marcia Estrada
Ingenieros agrícolas
marciaestrada@yahoo.com