•   Washington  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente de EE.UU., Barack Obama, firmó ayer a bordo del Air Force One, cuando se dirigía a México, un decreto para agilizar el proceso que deben seguir las pequeñas y medianas empresas del país para exportar sus productos.

La orden ejecutiva firmada por Obama establece que el llamado Sistema Internacional de Datos del Comercio (ITDS, por su sigla en inglés) debe estar listo en diciembre de 2016 para que las empresas

puedan transmitir por vía electrónica, a través de una “ventanilla única”, los datos requeridos por el Gobierno para exportar mercancías.

“Este nuevo sistema electrónico agilizará el envío al extranjero de mercancías de fabricación estadounidense y eliminará el a menudo molesto papeleo”, destacó la Casa Blanca en un comunicado.

Lo que está en juego

Según la Casa Blanca, cuando esté plenamente en marcha, el ITDS “reducirá drásticamente el tiempo y los gastos” para que las empresas “muevan los más de 50 millones de contenedores y US$3.8 billones en bienes” que cruzan las fronteras de EE.UU. cada año.

El decreto firmado por Obama en el avión presidencial, antes de aterrizar en Toluca (México) para participar en la Cumbre de Líderes de América del Norte, es el último dentro una serie de medidas unilaterales que está tomando el mandatario para hacer avanzar su agenda económica sin la ayuda del Congreso.

Obama apuesta por lograr que 2014 sea un “año de acción”, lo que implica que, si el Congreso no colabora, él se ha mostrado dispuesto a adoptar por decreto medidas unilaterales en los ámbitos donde sea posible.

Programa Myra

Dentro de esta nueva estrategia, el presidente Barack Obama firmó un decreto para crear el programa Myra, que busca ayudar a millones de personas, fundamentalmente jóvenes y de minorías, a ahorrar para la jubilación, y otro para aumentar el salario mínimo de algunos empleados del Gobierno federal a 10.10 dólares la hora.

Asimismo, el presidente logró un acuerdo con grandes compañías del país para que promuevan la contratación de personas que llevan mucho tiempo fuera del mercado laboral y presentó un plan para dar acceso a las últimas tecnologías a 20 millones de estudiantes.