•   Bruselas  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La economía alemana acelerará su crecimiento, al pasar de un aumento del 0.4% del PIB en 2013 para avanzar en 2014 (1.8%) y 2015 (2%) impulsada por la demanda interna, según las previsiones macroeconómicas de invierno publicadas ayer por la Comisión Europea.

“Entre las mayores economías, se espera una expansión mantenida impulsada por la demanda interna en Alemania”, señaló el vicepresidente de la Comisión y responsable de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn, en la rueda de prensa de presentación de las previsiones en Estrasburgo (Francia).

Alemania se beneficiará de unas “condiciones de financiación favorables” que, unidas a la disipación de la incertidumbre, deberían conducir a una recuperación gradual de la inversión en conjunto después de los resultados decepcionantes en 2012-2013, afirma el Ejecutivo comunitario en el capítulo que dedica a ese país.

Ventajas

Bruselas considera además que unos tipos de interés bajos y un mercado laboral robusto servirán de apoyo al consumo privado y a la inversión en vivienda, y que el presupuesto general del Gobierno se mantendrá equilibrado y que caerá la tasa “deuda bruta-PIB”.

Las cifras de Alemania se sitúan en la línea de mejora que la Comisión pronostica para la zona euro y la UE, donde espera que el crecimiento económico alcance este año el 1.2 % y el 1.5 %, respectivamente.

 

Déficit cero

Las previsiones publicadas ayer apuntan a un déficit público alemán del 0.1% del PIB en 2013, que pasará a ser del 0% en 2014 y 2015.

Alemania pasará de tener un nivel de deuda pública del 79.6% del PIB este año a una tasa del 77.3% en 2014 y del 74.5% en 2015.