•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Socios de ocho Pequeñas Centrales Hidroeléctricas, PCH, que operan en el país, rechazaron la posibilidad de que el gobierno a través de la Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica, Enatrel, se vuelva administrador absoluto de estas plantas que llevan energía a comunidades rurales, según los afectados.

Las PCH, que operan bajo la figura jurídica de Sociedad Anónima y llevan energía a lejanas comunidades de Matagalpa, Jinotega, el Caribe Norte y Sur, al firmar con Enatrel automáticamente cederán por medio de un “poder general” todos los activos de las pequeñas centrales.

“El poder general va dirigido al ingeniero Salvador Mansell, y todas las cláusulas dicen que debemos entregar todos los activos, además desaparece el personal y desaparecen nuestros proyectos”, declaró Rommel Loáisiga, socio de una PCH.

Loaisiga, también coordinador de la comisión que conformaron los socios de estas plantas hidroeléctricas, precisó que desde la semana pasada se reunieron con representantes de los organismos cooperantes que financian los proyectos y del sector energético, para exponer el caso.

“De esa forma quieren apoderarse de nuestros proyectos; las intenciones no son buenas”, manifestó Loáisiga.

Solicitan concesiones

Las pequeñas centrales benefician principalmente a comunidades rurales, que es donde tienen menos acceso a la red de electricidad.

Cada central hidroeléctrica tiene capacidad para generar entre 0.15 y 0.70 Megavatios, Mw, sin embargo, solo venden el 50% de esa energía a las poblaciones que benefician, por lo tanto están pidiendo a las autoridades energéticas sus concesiones, para poder vender al Sistema de Interconectado Nacional, SIN.

“En otros casos venden hasta el 30% y al interconectarlo venderíamos el 100%", insistió Loáisiga.

Justo López, presidente de la PCH Salto Negro, ubicada en Chontales, que lleva energía a tres comunidades, explicó que con esta situación que propone Enatrel sostiene que su personal “quedaría en la calle".

 

Agotar diálogo

Lizeth Zúniga, directora ejecutiva de la Asociación Renovables de Nicaragua, que aglutina a todas las Pequeñas Centrales Hidroeléctricas, expresó que están analizando la situación por la vía jurídica. Recordó que en el pasado, el Ministerio de Energía y Minas, MEM, apoyó a los socios con fondos de los donantes y capacitación técnica.