•   Bruselas  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La Unión Europea revisó al alza las previsiones de crecimiento para la región y destacó que las reformas que llevan a cabo los estados miembros hacen la modesta mejora sostenible.

La Eurozona (integrada por 18 de los 28 países de la Unión Europea, UE) crecerá en promedio este año un 1.2% y un 1.8% en 2015, poco más que lo previsto en noviembre (1.1% y 1.7%), según la Comisión Europea.

270214 previsiones

En cambio, la UE en su conjunto crecerá 1.5% este año y un 2% el próximo, igualmente en ambos casos una décima más que en sus estimaciones anteriores.

“La recuperación se afianza en Europa (...) La recuperación se ha consolidado y la competitividad ha mejorado”, dijo el comisario de Asuntos Económico, Olli Rehn. “Lo peor de la crisis ha quedado atrás, pero esto no es una invitación a la autosatisfacción, pues la recuperación es todavía modesta”, advirtió.

“Necesitamos seguir aplicando reformas económicas para consolidar la recuperación y crear más empleo”, espetó.

La eurozona puso fin a 18 meses de recesión en el segundo trimestre de 2013 y, tras “tres trimestres consecutivos de una tímida recuperación, se prevé un moderado crecimiento”, asegura la Comisión en su informe sobre previsiones de invierno.

Alemania, principal potencia económica del bloque, crecerá un 1.8% este año y 2.0% en 2015, un poco más que en las previsiones de noviembre, mientras Francia crecerá 1% en 2014 y 1.7% el próximo año.

En España

Mejora en España

La Comisión también prevé una mejora en España, donde vaticina un crecimiento para este año del 1% y del 1.7% para el próximo. Esa previsión coincide con la del gobierno español anunciadas el pasado martes por el presidente Mariano Rajoy para este año, y mejora incluso la de Madrid (1.5%) para el próximo.

Grecia, que tuvo que ser rescatada dos veces, espera poner fin a seis años de profunda recesión con un crecimiento del 0.6% este año y del 2.9% el próximo, mientras Italia crecerá también 0.6% y 1.2%. Gran Bretaña, que no forma parte de la zona euro, se aleja de sus socios comunitarios con un crecimiento del 2.5% este año y el 2.4% el próximo.

En comparación, la economía de Estados Unidos crecerá este año 2.9% y 3.2% el próximo.

 

Las reformas deben proseguir

La Comisión hace hincapié en que el crecimiento depende de que se mantengan las reformas y la política fiscal bajo control.

El “mayor riesgo de recaída (...) es que vuelva la pérdida de confianza como resultado de que se estancan las reformas tanto a nivel nacional como europeo”, advierte. La Comisión consideró por otra parte que la probabilidad de deflación es “marginal” en la zona euro.

La inflación ha caído de manera constante en los últimos meses (0.8% en enero) a un nivel muy inferior a la meta del 2% del Banco Central Europeo.