•   Sao Paulo  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Brasil cerró 2013 con una expansión de su producto interior bruto (PIB) del 2.3 por ciento, superior al 1 por ciento de 2012, un porcentaje que según el Gobierno pone de manifiesto la recuperación “gradual” de la economía brasileña.

“La economía brasileña está en una trayectoria de aceleración gradual”, declaró el ministro de Hacienda, Guido Mantega, en una rueda de prensa en la que analizó el comportamiento de la economía el pasado año, cuando el país creció un 2.3 por ciento, informó ayer el estatal Instituto Brasileño de Geografía y Estadísticas (IBGE).

La expansión del PIB de Brasil en 2013 se situó en línea con las previsiones realizadas por los analistas financieros y por el Banco Central brasileño, que ha venido reduciendo paulatinamente la proyección de crecimiento del país en los últimos meses.

Tras registrar una expansión del 7.5 por ciento en 2010, en el último año del Gobierno de Luiz Inácio Lula da Silva, el crecimiento económico brasileño con la presidenta Dilma Rousseff fue del 2.7 por ciento en 2011 y de 1 por ciento en 2012.

Para 2014, el Gobierno redujo sus proyecciones del 4 por ciento al 2.5 por ciento, mientras que los economistas privados recortaron su cálculo al 1.69 por ciento.

“Estamos en una trayectoria de crecimiento que va a continuar en 2014”, afirmó el ministro, quien destacó que el desempeño de 2013 fue posible debido al incremento del PIB experimentado en el cuarto trimestre.

Últimos tres meses

En los últimos tres meses del pasado año, la economía de Brasil creció un 0.7 por ciento, en comparación con el tercero, y un 1.9 por ciento en comparación con el mismo período del año anterior.

“(El resultado) está situado por encima de las expectativas del mercado y de nuestra asesoría económica”, dijo.

El PIB anual fue de 4.84 billones de reales (unos US$2.05 billones de dólares), mientras que en los tres últimos meses del pasado año equivalió a 1.29 billones de reales (unos US$548,469 millones de dólares).

El PIB per cápita, por su parte, experimentó un incremento del 1.4 por ciento respecto a 2012 y fue de 24,065 reales (unos US$410,231 dólares) anuales por habitante.

 

Agropecuaria lideró

El crecimiento de 2013 estuvo impulsado principalmente por el agropecuario, cuya producción aumentó un 7 por ciento debido a la cosecha récord de grano, seguido por los servicios (2 por ciento) y por la industria (1.3 por ciento). Mantega también valoró positivamente el aumento de las exportaciones en relación a las importaciones en el último trimestre y afirmó que ese dato “puede señalizar cambios para 2014”.