•   Nueva York  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Las bolsas de todo el mundo registraron bajas ayer por el agravamiento de la crisis de Ucrania, en particular la de Moscú, que llegó a perder un 13%, y la de Fráncfort, que cedió más del 3%.

El temor de una intervención armada rusa en Ucrania también hizo temblar a Wall Street, aunque los índices neoyorquinos evitaron hundirse: el Dow Jones perdió 0.94% y el Nasdaq, 0.72%.

040314 ucrania

Los dos índices de la plaza moscovita, el Micex y el RTS, habían caído respectivamente 10.79% y 12.01%, después de que el primero llegara a perder 13% a media jornada.

En el mercado de divisas, el euro superó por primera vez el nivel simbólico de 50 rublos, hasta establecerse en 50.22. Por su parte, el dólar alcanzó en un momento los 37 rublos, batiendo por primera el récord de la crisis de 2009, antes de establecerse en 36.44.

Frente a la tormenta financiera, el Banco Central ruso se reunió de forma inesperada y decidió aumentar un punto y medio su tasa de referencia, que pasó de 5.5% a 7%.

“La decisión apunta a enfrentar los riesgos que aparecieron con relación a la inflación y la estabilidad financiera, vinculadas a un alza de la volatilidad en los mercados financieros en los últimos tiempos”, explicó el Banco Central ruso.

Presupuesto

Una intervención militar rusa exigiría importantes recursos de un presupuesto ruso ya maltrecho por los costes de los Juegos Olímpicos de Invierno de Sochi y podría reducir los lazos económicos con Occidente y hacer que las empresas rusas sufrieran grandes pérdidas en Ucrania. “Sochi ya fue caro.

Las aventuras militares traerían enrarecimiento de las relaciones con Occidente, podrían resultar mucho más caras”, dijo el economista Holger Schmieding, del Banco Berenberg de Londres.

 

Temores

Los mercados se inquietan por las posibles consecuencias de una suspensión de pagos de Ucrania en Rusia. Los bancos públicos rusos podrían sufrir graves pérdidas.

En este contexto la deuda alemana era considerada ayer en los mercados como valor refugio por los inversores.

La rentabilidad de las obligaciones a 10 años de Alemania bajó a 1.569%, contra 1.624% el viernes al cierre del mercado secundario donde se intercambia la deuda ya emitida.