•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El mundo busca disminuir costos de operación en los Centro de Datos hoy día y hay muchas soluciones para esto. Al principio teníamos servidores con fuentes redundantes, luego los cables que iban a los equipos de red local y a los equipos de red de almacenamiento, y adicionalmente a la red de administración. Este esquema era demandante en espacio, cableado, gestión, direccionamiento IP, consumo energía y climatización.

La tecnología servidores de bahía (blade) entró como la solución pero fue parcial, porque aunque escondieron en la tarjeta madre del chasis los puertos de red, almacenamiento y administración de cada servidor, estos siguen existiendo; en la parte trasera permanecen los enlaces de estas tres plataformas y doblemente por redundancia. Esto no disminuye la cantidad de cables atrás del chasis, por lo que la solución solo fue un maquillaje elegante y lo que nunca pudieron disminuir o esconder en lo absoluto, fue la cantidad de direcciones IP necesarias para la solución que seguía siendo igual al esquema antiguo; sin mencionar un gasto de climatización en servidores de formato blade.

Cisco revolucionó la forma de fabricar los servidores e introdujo el concepto de sistema de computación unificada (UCS), que unificó las tres plataformas que antes estaban en un chasis hacia un equipo especial llamado Fabric Interconnect (FI), dándole a este último toda la inteligencia, dejando al chasis como punto de conexión.

La cantidad de cables entre el blade y los FI es de solo dos, ¿cómo es eso posible? En principio diremos que por cada cable van 10Gbp de tráfico hacia los FI, sumando 20Gb; en cada enlace va unificado el tráfico de almacenamiento, administración y red local. Es el FI el que se encarga de separarlo y enviarlo a puertos dentro de él mismo, que están destinados para conectarse con la solución de almacenamiento o red asignada y su tráfico correspondiente, por lo que no se necesitan distintos tipos de cableados. Las IP de administración, que antes era una por servidor, ahora solamente se utilizan tres para los FI y así se podría administrar soluciones de más de ciento cincuenta servidores blade, reduciendo el uso y gestión de las direcciones IP enormemente.

Esta separación en los FI y el servidor blade nos permiten crear perfiles de hardware virtuales aislándolo del verdadero, permitiendo aprovisionamiento y migración de manera rápida en hasta 70% más de lo actual. Existe una gran reducción del CAPEX en inversión de cableado y una reducción enorme en el OPEX para climatización y ni hablar de lo simplificado que se vuelve la gestión para el de TI.

Esta tecnología marca la tendencia y la vanguardia, nadie conoce mejor el mundo de las redes que Cisco. Así le brinda una ventaja al fabricante, ya que los demás están apenas resolviendo como hacer lo mismo. Este tipo de tecnologías es de mucho beneficio para nuestro país y a nuestras empresas, cuando lo que se busca es ahorro y el menor costo de propiedad en temas tecnológicos.