•   Bruselas  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La Comisión Europea (CE) y Estados Unidos iniciaron ayer su cuarta ronda de negociaciones, que se prolongará hasta el viernes, para la conclusión del mayor acuerdo de libre comercio del mundo.

Bruselas y Washington comenzaron en julio de 2013 las negociaciones para lograr un ambicioso y complejo acuerdo de libre comercio e inversiones (TTIP, por sus siglas en inglés), posiblemente a mediados de 2015.

“Será una ronda negociadora completa, en la que habrá discusiones globales” sobre todos los aspectos que incluirá ese tratado, señalaron fuentes comunitarias, que precisaron que se abordará desde el comercio de los servicios, las licitaciones públicas, las reglas de origen, las barreras técnicas al comercio, la agricultura, las aduanas o la facilitación comercial.

Las mismas fuentes indicaron que “habrá reuniones muy intensas desde ahora hasta que llegue la pausa de las vacaciones de verano”. El objetivo es cerrar el acuerdo hacia mediados de 2015 y dar así un fuerte impulso a sus economías y a la creación de empleo, pues el pacto hará de ambos territorios la mayor zona de libre comercio del mundo y supondría el 50% de la actividad económica mundial.

Los beneficios

Según datos europeos, el futuro TTIP podría aportar un beneficio de hasta 500 euros (casi 700 dólares) anuales a cada familia de la UE e incrementar el producto interior bruto (PIB) comunitario un 0.5% anual.

Para llegar hasta ese punto las partes deberán negociar con “intensidad” los contenidos, entre ellos el de acceso a los mercados, que “para la UE tiene que ser global e incluir las inversiones, los servicios y las licitaciones públicas”, dijeron las fuentes.

 

Textos precisos

Precisaron que se discuten ya propuestas de textos precisos, que eventualmente podrían llegar a ser capítulos del futuro TTIP.

También señalaron que las conversaciones que tienen por delante serán “complejas y complicadas. Se va paso a paso. Son difíciles porque ambas partes tenemos intereses económicos muy fuertes”, al tiempo que anticiparon que “habrá momentos difíciles y duros”.

Al término de esta cuarta ronda de conversaciones, los negociadores de ambas partes, Ignacio García Bercero, por parte de la CE, y Dan Mullaney, por la de EE.UU., explicarán sus resultados en conferencia de prensa el próximo viernes.