elnuevodiario.com.ni
  •   San José, Costa Rica  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

El Gobierno de Costa Rica comenzó hoy la distribución de un fideicomiso de 40 millones de dólares en ayuda para los pequeños productores de café, cuyas plantaciones se vieron afectadas el año pasado por el hongo llamado roya.

La presidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla, entregó los primeros subsidios a 12 familias de la comunidad de Coto Brus, una deprimida zona en el sur del país que se vio fuertemente afectada por la roya, informó la Presidencia en un comunicado.

Un total de 16,600 familias cafetaleras tendrán acceso a unos 10 millones de dólares de apoyo económico, con un promedio de 200 dólares mensuales por cada una de ellas, con el fin de que les ayude a subsistir mientras se recuperan sus plantas.

Los restantes 30 millones de dólares del fideicomiso se destinarán a programas de asistencia financiera como créditos blandos para la atención y la renovación de los cafetales, para obtener capital semilla y pagar deudas.

El fideicomiso está dirigido a caficultores con una producción de menos de 2,346 kilogramos (51 fanegas) por cosecha, quienes representan el 81 % de los 52.000 productores de café del país y que producen en su conjunto cerca del 25 % de la cosecha costarricense.

Según el Instituto Costarricense del Café, Costa Rica perderá al menos el 18 % de la cosecha 2013-2014 por el hongo de la roya que afectó a cerca del 60 % de los cafetales del país.

La roya, un hongo que debilita la planta y provoca la caída de las hojas y el fruto, está presente en el país desde hace 30 años y nunca había afectado más del 5 % de los cafetales, lo que cambió desde finales de 2012 debido a variaciones en los patrones de lluvia y la antigüedad de muchas plantas, según los expertos.

En enero pasado el Gobierno costarricense decretó una emergencia fitosanitaria por la plaga de la roya, que también afecta al resto de Centroamérica, y comenzó una distribución gratuita de agroquímicos e información para combatir el hongo.