•   Madrid  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Latinoamérica goza de buenos índices de inversión extranjera, pero debe mejorar su competitividad, según afirmaron en Madrid miembros del Banco de Desarrollo de América Latina (CAF).

En una conferencia sobre inversión y competitividad en América Latina, organizada por la Casa de América de Madrid, el director de Políticas Públicas y Competitividad del CAF, Michael Penfold, destacó la posición y el gran potencial económico del subcontinente latinoamericano.

Penfold afirmó que la región atrae más de US$140,000 millones en Inversión Extranjera Directa (IED), por lo que está al nivel del sudeste asiático pero por debajo de Europa del Este, y destacó nuevas tendencias sobre esa inversión surgidas en los últimos años.

Estas nuevas tendencias son, según Penfold, la llegada de fondos de capital-riesgo, el crecimiento de las empresas multilatinas, la incipiente inversión en investigación y desarrollo y una fuerte inversión china en la región, que es el segundo mayor destino de IED del gigante asiático.

Además, el director de Políticas Públicas y Competitividad del CAF --antigua Confederación Andina de Fomento-- también se refirió a la importancia del surgimiento de una clase media en América Latina que, aunque aún es “frágil”, si se consolida demandará nuevos tipos de servicios.

Sin embargo, Penfold mencionó varios puntos débiles, como el “bajísimo” nivel de inversión en innovación y desarrollo, del que destacó que es sobre todo pública y “está creciendo” en países como Brasil, México y Chile.

Educación

Sobre la baja competitividad también habló el director de Asuntos Estratégicos del CAF, Germán Ríos, quien destacó que para mejorarla es necesario aumentar la inversión en educación, infraestructuras e innovación, para así lograr también valor añadido en la producción.

Ríos afirmó que Latinoamérica “debe mantener la estabilidad macroeconómica y crecer al 6 o 7%” para reducir la brecha con las regiones más desarrolladas.

Además, también se refirió a la necesidad de aumentar el comercio interregional, que en la actualidad es solo de un 17%, cuando el de otras regiones, como Europa, es de un 68%, el de Asia un 52%, y el de África de un 10%.

 

Pobre infraestructura

Para Ríos, este bajo comercio interior latinoamericano se debe a la pobreza de infraestructuras, por lo que solicitó “mejorar la conectividad interregional” mediante la mejora de aeropuertos, puertos, transporte por carretera y ferroviario, y otras infraestructuras como las relativas al agua o el saneamiento.
Además, Ríos también hizo referencia a los retos educativos para mejorar la competitividad, como la reducción de las desigualdades y de la deserción escolar, o la mejora de la calidad de la educación primaria, y mencionó que los países latinoamericanos que participan en el Informe PISA están por debajo de la media global.
De esta forma, según los dos miembros del CAF, mediante la mejora de la educación y las infraestructuras, aumentarían la competitividad  de la región y con ello mejoraría la calidad de la inversión extranjera y aumentaría el valor añadido de la economía latinoamericana.
En la conferencia estuvo también presente el director para Europa de CAF, Guillermo Fernández de Soto.