•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Uno de los problemas transversales en las empresas nicaragüense es el costo de la energía. Así opina el director del Centro de Producción Más Limpia, CPML, César Barahona, quien afirmó que las empresas podrían ahorrarse recursos a través de la aplicación de medidas de eficiencia energética.

 

¿A cuánto oscila el costo de la energía en las empresas nicaragüenses?

De acuerdo con su actividad económica (de la empresa), podría oscilar desde un 5% hasta un 40% de la factura de energía. En dependencia de qué intensidad de energía tenga esa empresa, además de cómo usa la energía.

Podemos decir que entre 15% y 25% de la energía que pagan las empresas no es necesaria. Ellos podrían hacer lo mismo sin pagar ese 25% ¿Cómo? A través de la aplicación de medidas de eficiencia energética.

 

¿Qué tipo de soluciones recomiendan?

Para cada caso hay una solución de cómo resolver el problema de gastos innecesarios de energía. Lo que el Centro de Producción Más Limpia hace es darles asistencia técnica, que consiste en identificar sus procesos productivos, cuáles son los puntos en los que están consumiendo más recursos naturales, como agua, energía, materiales, y se les dice: ‘Para esto hay que cambiar esta máquina, estos procesos, capacitar a este personal, o cualquiera que sea la solución’. Y se les hace un cálculo económico y beneficios ambientales. De tal manera, una empresa que aplica eficiencia energética y producción más limpia es una empresa que contribuye a preservar el medio ambiente.

 

¿Específicamente qué papel juega el uso de energía renovable en la reducción?

La ventaja es que la energía renovable te brinda energía gratuita, el problema es que sus costos son muy altos.

 

¿Se refiere al costo inicial?

Sí. Su costo de inversión inicial es muy alto. Nosotros (empresas nicaragüenses) no tenemos dinero para hacer esa inversión. Sabemos que es buena, que es barata, que nos ayuda, pero no tenemos el dinero para hacer la inversión, porque un panel fotovoltaico cuesta US$1,500 y la factura de energía cuesta C$1,000, por ejemplo.

Entonces lo que se hace es vincular al sector financiero para que asuma esas inversiones, pero los intereses también son muy altos y no tenemos plata para asumir esos intereses. Entonces lo correcto es que haya líneas de créditos más suaves, más beneficiosas, porque lo que estamos haciendo es para proteger al medio ambiente y ayudando a la economía.

 

¿Qué pasa después? ¿Se recupera la inversión inicial?

El costo inicial se diluye con el tiempo y se amortiza con el tiempo, pero depende del tiempo y de cuánto fue el costo inicial, y de cuánto estamos ahorrando con esa inversión.

Entonces hay inversiones que son factibles en 20 años, pero solo disponemos de cinco años, por lo tanto no es factible. Hay que hacer un estudio de factibilidad para cada caso, que nos determine las condiciones en las que estamos. Hay que hacer un estudio para ver si le conviene o no al empresario hacer esa inversión.

 

¿Ustedes ya conocen casos exitosos de microempresas?

Yo conozco por lo menos 600 casos, y están documentados, de empresas que se han vuelto rentables por ese tipo de inversiones. Han sido atendidas por nosotros y han sido exitosas. No decimos nombres, pero sí las conocemos.

 

¿Cuál es el papel de la capacitación técnica?

Nosotros tenemos un área destinada a la capacitación. Damos capacitación para profesionales, empresarios, trabajadores, según las necesidades de las empresas. Todas están encaminadas a hacer las empresas más eficientes y más rentables, y reducir los impactos ambientales, porque las empresas usan los recursos naturales, los transforman en un bien que vamos a consumir. Entre más eficiente sea la empresa, menos recursos naturales consumimos y por lo tanto tenemos un mejor medio ambiente.

 

¿Actualmente hay más empresas interesadas en energías verdes?

De hecho todas las empresas están interesadas en reducir sus costos. Lo que pasa es que no todas las empresas pueden o saben cómo hacerlo. En el tema energético o químico nosotros les podemos ayudar, en el tema de agua, optimización de procesos. Ahora hemos hecho una articulación con los bancos para que ya exista financiamiento. Sí, todos estamos interesados en reducir nuestros costos. Se pueden acercar a nosotros y con todo gusto los vamos a orientar sobre las posibilidades que existen en cada uno de los casos.

 

¿Quién es?

César Barahona ha estado al frente del Centro de Producción Más Limpia, CPML, de la Universidad Nacional de Ingeniería, UNI, desde hace 14 años.

Es graduado de la carrera de Ingeniería Mecánica de la UNI, con especialidad en Energía, y cuenta con una maestría en Energía y Generación de Energía, de la Universidad de Ciencias y Tecnologías de la Universidad de Manchester, Inglaterra.

Además estudió un postgrado en Administración de Empresas, en la UNI.