Ervin Sánchez
  • |
  • |
  • END

Las repercusiones de la crisis financiera internacional se sentirán más fuertemente en 2009, debido la tendencia recesiva de las principales economías del mundo, lo que debe obligar a América Latina a implementar medidas para lograr una mayor integración regional, reconoce la Comisión Económica para América Latina (Cepal).

La Cepal, como organismo especializado de las Naciones Unidas para América Latina, reconoce que la región está mejor preparada para enfrentar los efectos de la crisis, pero advierte que en 2009 hay muchos retos para superar los problemas de la economía internacional.

Insiste el informe que ciertamente las naciones de América Latina están mejor preparadas para resistir los choques externos, gracias a sus “amplias reservas internacionales”, cuentas fiscales en orden y deudas externas reducidas.

Asegura que el componente especulativo del precio de las materias primas y alimentos se ha “diluido”, por lo tanto se espera que los mismos dejen de ejercer una presión inflacionaria y se genere una caída en los términos de intercambio para México y los países de América del Sur, con la consecuente reducción de sus superavits comerciales.

Por otra parte, la Cepal recomendó tomar medidas para enfrentar y sortear la crisis, entre ellas una mejor integración del subcontinente, debido a que el comercio de la región siguió experimentando incrementos de dos dígitos, alrededor de 19% en 2007; en tanto que agrega que en términos de inversión extranjera directa las “translatinas” constituyen alrededor del ocho por ciento de la inversión que ingresa a la región.

Mayor integración económica
Cepal destaca también las iniciativas sub-regionales adoptadas en 2007 para una mayor integración, particularmente en el ámbito de la facilitación del comercio y para aumentar las interdependencias regionales, como en el caso del relanzamiento de la Unión de Naciones Sudamericanas, el Proyecto de Integración y Desarrollo de Mesoamérica y el Arco del Pacífico Latinoamericano.

Respecto a la integración con otras regiones se señala el estancamiento en las negociaciones de la Unión Europea con el Mercosur y la Comunidad Andina, al tiempo que destaca que los países de la región deberían aumentar sus lazos comerciales con las naciones de Asia y del Pacífico, dado que tales economías representan un 28% de la producción mundial y experimentan un crecimiento acelerado.

Varios países latinoamericanos, como Argentina, Bolivia, Brasil, Costa Rica, Cuba, Perú y Uruguay, ya tienen acuerdos comerciales con Asia y el Pacífico, destaca la Cepal, organismo que tiene también cifradas sus esperanzas de salida a la crisis en países emergentes como Brasil, Rusia, la India y China, dado que casi la mitad del crecimiento económico mundial durante el periodo 2003-2007.