•   Granada, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El alto índice de consumo de leña en los hogares nicaragüenses y la consecuente destrucción que están sufriendo los bosques, han despertado el interés de la empresa Tropigás de Nicaragua S.A., y de la Cámara de Comercio e Industrias de Granada, cuyos directivos firmaron ayer un acuerdo para invitar a la población a eliminar esta antigua forma de cocinar los alimentos.

Rafael Alvarado, gerente de Mercadeo y Ventas de Tropigás, aseguró que casi el 50% de las familias en Nicaragua siguen cocinando con leña, una práctica que debe ser sustituida lo más pronto posible. "Sobre todo a nivel domiciliar se sigue consumiendo (leña). Nosotros queremos reducir esa cifra a su menor expresión", dijo.

La campaña está dirigida a los domicilios, pero también a las grandes, medianas y pequeñas industrias de panaderías, tortillerías, rosquillerías, pastelerías y restaurantes, entre otras. Alvarado manifestó que la empresa está dando facilidades a los interesados, para sustituir el uso de la leña por gas licuado.

Asesoría y financiamiento

“En el nivel domiciliar damos la posibilidad de consumir un cilindro de 10 o 25 libras y damos asesoría para la instalación. A las industrias también brindamos asesoría y el servicio a granel", señaló. Entre esas facilidades menciona, además, el financiamiento para un kit de cambio e instalación del servicio.

El vicepresidente de la Cámara, Oscar Rufino González, manifestó que muchos socios han mostrado anuencia a la iniciativa. "El uso de leña debería ser prohibido por mandato constitucional. Los miembros de nuestra Cámara estamos conscientes de la problemática y queremos contribuir con la salud del planeta".

Doña Carla Lacayo, propietaria del restaurante El Buen Gusto, expresó que el humo al que se expuso su mamá durante muchos años en el negocio perjudicó notablemente su salud. “Ella ahora tiene problemas en las vías respiratorias, por eso me parece de gran importancia esto que están haciendo. El humo es dañino para los pulmones", subrayó.

A la fecha, la iniciativa acumula más de 40 pequeñas industrias originarias de Somoto y Granada, que están dejando a un lado la leña.

 

Ahorro significativo

Rafael Alvarado, gerente de Mercadeo y Ventas de Tropigás, refirió que quienes sustituyen la leña por el gas tienen un significativo ahorro de dinero, de entre el 10 y 20%. "El índice varía de acuerdo a la zona. Por ejemplo, en aquellas zonas que son más rurales la leña es un poco más barata, pero en el caso de Granada --que es una zona más poblada-- el ahorro ronda hasta el 30%”.