•   Bruselas  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El ministro de Trabajo costarricense, Olman Segura, consideró ayer que es un “castigo” que la Unión Europea (UE) vaya a retirar las ayudas bilaterales a los países de renta media, como Costa Rica, ya que pese al aumento de sus ingresos aún quedan otros problemas por resolver.

“A nosotros nos parece un problema que se deje a los países de renta media fuera de las cooperaciones, porque es de alguna manera un castigo”, dijo Segura en unas declaraciones a EFE en Bruselas, donde participó en la conferencia EUROsocial sobre cooperación.

“Si un país se esfuerza para salir adelante y va mejorando en sus ingresos per cápita, eso no significa que se resolvieron todos sus problemas”, explicó el ministro.

La Comisión Europea (CE) presentó este lunes su paquete de ayudas al desarrollo en América Latina para 2014-2020, período en el que por primera vez ciertos países de renta media-alta, como Costa Rica, no podrán beneficiarse de ayudas bilaterales, que la UE prevé retirar gradualmente para centrarse en los estados más pobres.

Los excluidos

Al igual que Costa Rica, quedan excluidos de esta cooperación bilateral Argentina, Brasil, Chile, México, Panamá, Venezuela y Uruguay, países, no obstante, que sí recibirán parte de los 925 millones de euros de fondos regionales.Segura explicó que Costa Rica ha logrado aumentar su PIB en los últimos años gracias a una diversificación de la producción y a las exportaciones, por lo que los cooperantes internacionales, incluido Estados Unidos, se han ido retirando del país progresivamente.

Sin embargo, el estado centroamericano sufre aún problemas de déficit fiscal, falta de empleo –sobre todo para los jóvenes–, falta de vivienda y capas de pobreza, según el ministro.

Precisamente el lunes, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) alertó del estancamiento de la pobreza (en torno al 20%) y la desigualdad en Costa Rica pese a su amplio gasto social, y señaló el riesgo de su alto déficit (5.4% en 2013).

Equidad

Así, el principal reto para el Ejecutivo es lograr una mayor equidad en la distribución de la renta y reducir su déficit fiscal de forma que puedan invertir más en creación de empleo y desarrollo, explicó el ministro a EFE.

De ahí que de cara a los próximos años sus prioridades pasen por mejorar la igualdad en los ingresos, generar empleo joven y aumentar el uso de las tecnologías entre la población.

EUROsocial

En este contexto, y ante la disminución de las ayudas directas, el ministro destacó el papel que juegan otros programas de cooperación horizontal entre ambos lados del Atlántico, como EUROsocial, que se basa en el intercambio de buenas prácticas y tecnologías entre instituciones europeas y latinoamericanas en pro de la cohesión social.

Como ejemplo de sus contribuciones citó la creación del servicio “Empléate” de formación y búsqueda de trabajo para jóvenes, la puesta en marcha de centros de atención para niños y ancianos, o el desarrollo de campañas de sensibilización contra la evasión fiscal.

“Creo que Costa Rica es uno de los países que, con cooperación como esta, más rápidamente puede llegar a ser un país desarrollado. Ahora mismo somos un país de renta media, pero aspiramos a tener mejores condiciones de vida, como los europeos o aún mejor”, dijo Segura a EFE.

 

"A nosotros nos parece un problema que se deje a los países de renta media fuera de las cooperaciones".

Olman Segura
ministro del Trabajo

 

2,500

millones de euros destinará en ayuda a América Latina la Unión Europea


587

millones de euros en ayuda desembolsó la Unión Europea entre 2007 y 2013