•   Brasil  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La 55 asamblea anual del Banco Interamericano de Desarrollo, BID, se inició con un encuentro entre el presidente de la institución, el colombiano Luis Alberto Moreno, y nueve jóvenes innovadores de Latinoamérica y el Caribe.

La asamblea, que se celebra en el balneario de Costa do Sauípe, en el estado brasileño de Bahía, se concentra este año en el papel que el sector privado tiene que desempeñar en el desarrollo de la región y en los mecanismos de profundización en la colaboración entre el BID y los emprendedores.

Sector privado

Entre hoy y mañana, los eventos organizados en torno a la asamblea del BID se centran precisamente en esa implicación con el sector privado de la región a la espera de que el sábado y domingo se reúnan los gobernadores del banco para valorar la situación regional y señalar los pasos siguientes a dar por la institución.

Con su primera intervención oficial en la asamblea de este año, Moreno ha querido dejar constancia del papel que, en opinión del BID, la creciente clase media, los innovadores y la juventud de la región tienen que jugar en el futuro de Latinoamérica y el Caribe.

“Siempre he dicho que América Latina no necesita tener un Silicon Valley, sino desarrollar la capacidad creativa de nuestra población”, afirmó Moreno durante su encuentro con los jóvenes innovadores de Haití, México, Trinidad y Tobago, Guatemala, Brasil, Perú, Panamá, Argentina y Jamaica.

La clave

Fabián Koss, coordinador del Programa de Juventud del BID, se expresó de forma similar en unas declaraciones a Efe poco antes del inicio de la asamblea.

“Creemos que la participación de los jóvenes innovadores de la región es clave para resolver problemas tradicionales del desarrollo con nuevas soluciones. América Latina y el Caribe necesitan de la energía, visión y creatividad de sus ciudadanos jóvenes para transformar su entorno”, explicó Koss.

Añadió que “el hilo común es cómo están mejorando la calidad de vida en la región”.