•   Brasil  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El Banco Interamericano de Desarrollo, BID, pronosticó ayer una mejora de la economía latinoamericana a mediano y largo plazo, pero “insuficiente para satisfacer las demandas sociales” o mantener niveles de ingreso comparativos con otras economías emergentes y los países avanzados.

El informe macroeconómico del BID, presentado en la jornada de clausura de su 55 asamblea anual, pronostica para Latinoamérica un crecimiento del 3% este año, superior al 2.3 de 2013, y que debe acelerarse al 3.3 en 2015, pero también ve riesgos de “tropezones”.

Bajo desempeño

En la presentación del informe, en el balneario brasileño Costa do Sauípe, el economista jefe de la institución, José Juan Ruiz, aseguró que si a largo plazo, Latinoamérica “va a crecer un 3.5%”, con una economía mundial con “tasas de entre 4 y 4.5%”, va a estar por debajo del desempeño medio, sin “tener la posibilidad de ganar terreno y protagonismo” en el mundo.

“Y posiblemente tasas del 3.5% no son suficientes para poder cumplir con las expectativas y los desafíos sociales que tiene por medio”, mientras que seguirá perdiendo terreno en lo que se refiere a renta per cápita en relación a Estados Unidos y los países emergentes de Asia.

Un factor determinante para la economía de la región a corto plazo es una posible recuperación más fuerte de lo previsto en Estados Unidos, impulsada por los mercados de la vivienda y laboral, que puede impulsar una subida de los intereses más rápido de lo anticipado y “provocar tropezones en el camino”, dijo Ruiz.

Paralelamente, “las tasas de crecimiento más moderadas en China despiertan inquietudes”, sobre todo para los países de Sudamérica, cuyos mercados de materias primas están más vinculados a los avatares de la economía del gigante asiático.