•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Nicaragua es un país viable en Centroamérica para el desarrollo de la energía eólica, pero apenas explota el 23.2% de un potencial de 800 Megavatios, Mw, con cuatro plantas instaladas en el departamento de Rivas, según datos del sector energético del país.

Los cuatro parques eólicos instalados a la fecha en este departamento, ubicado en el sur de Nicaragua, tienen una capacidad instalada para generar energía eléctrica de 186.2 Mw, según registros del sector.

La capacidad instalada en los cuatro parques representa el 30% de la demanda total del país, que actualmente es de 620 Mw.

Energía eólica regiónEl primer parque que entró en funcionamiento fue Amayo I, en 2009, seguido de Amayo II en 2010, que en su conjunto tienen una capacidad para generar 63 Mw. En ambas plantas el consorcio eólico invirtió cerca de US$160 millones.

En 2012 se inauguró también en Rivas el proyecto La Fe-San Martín, del consorcio Blue Power & Energy, cuya planta de 22 aerogeneradores tiene una capacidad instalada para generar energía de 39.6 Mw, evitando así el consumo de 283 barriles de petróleo.

La inversión anunciada en este proyecto, que produce 142,782 Mw por año, fue de US$111.82 millones, anunció en ese entonces la empresa.

Más proyectos

Eolo de Nicaragua S.A., propiedad de Globeleq Mesoamérica Energy, a finales de ese mismo año con una inversión de US$110 millones, pone en funcionamiento 22 aerogeneradores con capacidad de aportar 44 Mw al Sistema de Interconectado Nacional, SIN, siendo el tercero en apostar por los vientos en Rivas.

Alba-Vientos, con 39.6 Mw es la más reciente inversión que entró en funcionamiento este año, construida por Alba de Nicaragua. Este parque tendrá una capacidad de producir aproximadamente 180 Gigavatios de energía hora al año.

Esta última planta tendrá capacidad para generar aproximadamente 121.4 Gigavatios hora de energía al año, beneficiando a 30,000 hogares en promedio, reflejan datos de la empresa.

“La (planta) eólica como generación renovable tiene un período de construcción mucho más corto que otras renovables como la hidroeléctrica y geotérmica”, dice la gerente técnica de la empresa Multiconsult.

Solo tres países de Centroamérica —Costa Rica, Honduras y Nicaragua— tienen actualmente parques eólicos a gran escala.

En el 2005, Nicaragua promulgó la Ley para la Promoción de Generación Eléctrica con Fuentes Renovables (532), aprobada el 13 de abril en el parlamento.

La ley se creó bajo la premisa de promover el desarrollo de nuevos proyectos de generación eléctrica con fuentes limpias, y de proyectos que realicen ampliaciones a la capacidad instalada de generación.

El presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada, Cosep, José Adán Aguerri, recomendó no “concentrar en un solo tipo de energía la matriz del país”.

“Yo diría que habrá un acomodamiento en la búsqueda de energía hídrica a través del proyecto Tumarín”, agregó.

La energía eólica concentrará en 2017 una participación del 12.8% entre todas las fuentes renovables, según un estudio de la Asociación Renovables de Nicaragua.

Nicaragua tiene un potencial de 4,500 Mw para producir energía limpia en el campo hidroeléctrico, geotérmico, eólico y de biomasa, según datos del sector.