•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Un total de 21,000 declaraciones recibió la Dirección General de Ingresos, DGI, hasta el 31 de marzo, a través de la Ventanilla Electrónica Tributaria, VET, un mecanismo que es bien visto por el sector privado a pesar de que muchas empresas presentaron problemas al enterar sus impuestos, según informes del sector.

Los contribuyentes registrados en la DGI estaban obligados a realizar sus declaraciones anuales correspondientes al período 2013 antes de esa fecha, según lo dispuesto en la Ley de Concertación Tributaria que entró en vigencia en enero del año pasado.

Según informes del Consejo Superior de la Empresa Privada, Cosep, la DGI esperaba un promedio de 22,000 declaraciones para esa fecha, recordó ayer el presidente de la cúpula empresarial, José Adán Aguerri.

“Solo el 1% de empresas estaban en problemas de no lograr que se aprobara su declaración", comentó Aguerri.  

Cero multas

Agregó que ese porcentaje representa aproximadamente unas 200 empresas que no lograron cumplir con el calendario de declaraciones debido a fallas en el sistema de la DGI, apuntó Aguerri.

Debido a compromisos asumidos con el presidente de la DGI, Martín Rivas, a inicios de este mes las empresas que no lograron completar su formulario antes del lunes no serán sancionadas, precisó Aguerri.

"Las que no pudieron hacer sus declaraciones el día de ayer (el lunes) no van a tener multas, o problemas en cuanto a su situación de solvencia", enfatizó el presidente del Cosep.

Las declaraciones de los contribuyentes se hicieron llenando un nuevo formulario que emitió la DGI hace aproximadamente 15 días.

La DGI esperaba en este período la declaración electrónica de aproximadamente 22,000 contribuyentes.

Al enviar su declaración, el contribuyente está cumpliendo en tiempo real con sus obligaciones fiscales, puntualizó.

Al hacer uso de la VET, los empresarios tienen la ventaja de que en cualquier parte del mundo pueden obtener su solvencia fiscal.

En enero pasado la recaudación de impuestos alcanzó un total de C$2,888.4 millones, según datos oficiales del Gobierno.