•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Nicaragua es el segundo país menos eficiente de la región en el uso de sus recursos, solo superado en esto por Honduras, lo que ha limitado el crecimiento del Producto Interno Bruto, PIB, según el primer Informe de Coyuntura Económica 2014, que será presentado hoy por la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social, Funides.

Según el estudio, el crecimiento de la economía depende de su dotación de factores de producción como capital y trabajo y de la productividad, es decir la eficiencia en el uso de sus recursos.

“Hemos realizado un estudio y encontramos que a nivel regional, Nicaragua es el segundo país con menos eficiencia en su productividad, es decir que el crecimiento de nuestra productividad en los últimos 20 años ha sido nulo y lo que hemos incrementado ha sido la producción en base a la expansión de recursos y de tierras, pero no a una intensificación de los factores de producción”, indicó Juan Sebastián Chamorro, director ejecutivo de Funides.

Chamorro manifestó que en el caso de la carne, por ejemplo, a pesar de poseer la mejor ganadería de la región, somos los menos productivos y los rendimientos apenas llegan a 159.5 kilogramos por res, mientras que en Costa Rica los rendimientos alcanzan los 233.3 kilogramos por res.

“La productividad es lo que hace crecer a un país, el avance tecnológico es la fuente fundamental del crecimiento, por lo tanto si no hay productividad, no hay crecimiento”, detalló.

Según el Fondo Monetario Internacional, FMI, en Nicaragua ha habido un retroceso tecnológico que ha permitido que el país crezca menos de lo esperado. El año pasado la economía nacional creció 4.6% y para este año el Banco Central de Nicaragua, BCN, proyecta un crecimiento del 5%, solo superada por Panamá.

Retroceso

Según la contabilidad de crecimiento para el período 2000-2011, elaborado por el FMI, Nicaragua crecería un promedio del 3.9%, de los cuales 2.1% sería un aporte de capital, un 2% por el trabajo y un retroceso del -0.2% en su Productividad Total de Factores, PTF.

El caso de Nicaragua es opuesto a lo que ocurre en países como República Dominicana, Panamá, Costa Rica y El Salvador, donde la Productividad Total de Factores sí aportan al crecimiento de PIB.

En el caso de República Dominicana, el organismo internacional estima un 5.3% de crecimiento en su PIB, de los cuales 2.2% sería aportado por la productividad, 2.2% por el capital y 0.9% por el trabajo.

Panamá, por ejemplo, cuyo promedio de crecimiento ha sido del 6.1%, un 2% ha sido aportado por la productividad, 2.4% por capital, y 1.7% por el trabajo.

“Vemos países como República Dominicana que crecen al 5% anual y Panamá que crece al 6%, donde el aumento de la productividad de factores aporta hasta 2 puntos porcentuales de ese crecimiento, si en Nicaragua queremos crecer al 7% anual, esos dos puntos que estamos buscando desde hace tiempo podrían estar en la productividad, donde nuestro aporte ha sido cero”, señaló Chamorro.

En el caso de El Salvador, el aporte de la productividad a su crecimiento económico ha sido del 0.4%, y el 0.7% en el caso de Costa Rica.

¿Qué se puede hacer?

Los economistas de Funides señalan que aumentar la productividad requiere de muchos elementos de políticas que incluyan a toda la matriz productiva del país.

“Algunos sectores no necesitan mucha ayuda, pero otros sí, por ejemplo los productores de maíz, donde tenemos una baja productividad, necesitan más ayuda que los productores de sorgo”, indicó el director ejecutivo de Funides.

Según un diagnóstico de la baja productividad elaborado por Funides, el rendimientos de producción de maíz blanco en Nicaragua es de 21.9 quintales por manzana, el menor de la región. En Honduras los rendimientos son de 24 quintales, en Guatemala 35, en El Salvador son de 48, y 30 quintales en Costa Rica.

“Tenemos los rendimientos más bajos porque simplemente nos hemos acomodado con la abundancia de tierras y no en invertir en tecnología”, señaló Chamorro.

Nicaragua posee el mayor hato ganadero de la región, sin embargo, tiene los rendimientos más bajos. El diagnóstico de Funides detalla que apenas producimos 159.5 kilogramos de carne por res, el más bajo de la región.

Funides plantea que para mejorar se necesita un esfuerzo liderado por el sector público para, entre otros, crear nuevas variedades de productos y mejorar los procesos de producción, la infraestructura del país, la institucionalidad del país, el funcionamiento de las instituciones públicas y los mercados, la salud y la educación.

“También necesitamos reducir el costo de hacer negocios eliminando trabas burocráticas innecesarias, estableciendo un Estado facilitador de la inversión y un marco regulatorio adecuado, y mejorar el acceso y la calidad de la información que reciben los hogares, empresas y el Estado para su toma de decisiones”, señala el informe.

 

En los últimos años en Nicaragua el crecimiento promedio de la Productividad Total de Factores, PTF, ha sido nulo.