•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Los usuarios que adquieran una casa nueva podrán demandar por la vía judicial a cualquier agente productor de vivienda y solicitar la devolución del depósito entregado en concepto de reservación del bien inmueble cuando exista incumplimiento en el contrato, señala un nuevo acuerdo administrativo publicado en La Gaceta.

El acuerdo número 001-2014 emitido por el Instituto de la Vivienda Urbana y Rural, Invur, obliga agotar la vía administrativa. También establece faltas leves, graves y muy graves contra los agentes productores de viviendas.

Los usuarios podrán presentar, de previo, una denuncia administrativa ante la Oficina de Recepción de Denuncias Ciudadana.

Entre las faltas muy graves está utilizar materiales de construcción no ajustados a las normas técnicas de calidad, que produzcan perjuicios económicos, peligro a la integridad física de las familias y su salud.

El agente se hará acreedor de una sanción de 251 a 550 salarios mínimos promedios de todos los sectores, por parte del Invur, cuando cometa una falta muy grave.

“La ley nos obliga a ser muy cautelosos (…) efectivamente es lo que hemos acordado con el Gobierno”, declaró Ricardo Meléndez, presidente de la Cámara de Urbanizadores de Nicaragua, Cadur.

El acuerdo fue emitido en atención a la Ley 842, de “Protección de los Derechos de las Personas Consumidoras y Usuarias”.

Falta grave

Los agentes productores de viviendas que cambien los diseños aprobados y que alteren los costos y la calidad de las obras, también podrán ser sujetos de sanciones por ser esta una falta considerada grave.

En este caso, la sanción será de 101 a 250 salarios mínimos promedios de todos los sectores.

El decreto emitido por la presidenta ejecutiva del Invur, Judith Silva, además otorga la facultad al agente constructor de rescindir unilateralmente el contrato cuando las personas no cumplan con las condiciones establecidas en el contrato de construcción.

En el caso de la garantía por vicios ocultos en el bien inmueble, se otorgará un período de hasta dos años solo en aquellas que estén referidas a las obras de estructuras.

“Estamos hablando de las obras civiles; la estructura de las viviendas no tiene nada que ver con la parte de accesorios como puertas”, mencionó Meléndez.