•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La productividad del agro en Nicaragua dependerá en gran medida --durante el ciclo agrícola que se aproxima-- de la entrada del fenómeno climático el “Niño”, del cual hay alrededor de un 50% de probabilidades de que se desarrolle durante el verano, según el Centro de Predicciones Climáticas y el Instituto Internacional de Investigación para el Clima y la Sociedad. En el país, “el Niño está íntimamente relacionado con la ocurrencia de sequías”, explica en su sitio web el Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales, Ineter. El pronóstico está siendo evaluado por los sectores agrícolas nacionales.
 “El ciclo que se avecina está muy condicionado a la variación del clima”, advierte el presidente de la Unión Nacional de Agricultores y Ganaderos, UNAG, Álvaro Fiallos.  Michael Healy, presidente de la Unión de Productores Agropecuarios de Nicaragua, Upanic, también manifestó la preocupación de sus agremiados.  

Pronóstico de sequía ensombrece ciclo agrícola

El ciclo agrícola 2014-2015 estaría marcado por la presencia del fenómeno de El Niño, si los pronósticos del clima se llegaran a cumplir. El Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales, Ineter, ya informó sobre esto a los distintos gremios de productores del país.

El Niño usualmente trae grandes sequías y en ese sentido, el presidente de la Unión Nacional de Agricultores y Ganaderos, UNAG, Álvaro Fiallos, afirmó que el ciclo que se avecina “está muy condicionado a la variación del clima”.

040414 productividad“Depende de cómo se comporte el invierno, para ver cómo serán los posibles rendimientos. El deseo y empuje es mantener las áreas de siembras del año pasado y crecer un poquito, no en áreas de siembra, sino en rendimientos”, afirmó Fiallos.

Sin embargo, expresó el productor, no se sabe si ese fenómeno será benigno o fuerte.

Invertir en riego

Michael Healy, presidente de la Unión de Productores Agropecuarios de Nicaragua, Upanic, también manifestó que la presencia de El Niño es un factor determinante a tener en cuenta para planificar el próximo ciclo agrícola.

Para Healy, la posible solución de ese problema está en la captación de fondos para instalación de sistemas de riego para los productores del país. Sin embargo, el presidente de la UNAG dijo que los productores no cuentan con financiamiento ni para capital de trabajo, “mucho menos para invertir en sistemas de riego”.

“Estamos hablando de una inversión en finca de US$1,000 a US$3,000, en dependencia del tipo de riego y las obras que se tengan que hacer para adaptar las tierras al riego. Y si no nos dan plata los bancos para la siembra normal, o sea capital de trabajo, mucho menos les vamos a poder sacar un crédito a largo plazo”, opinó el productor.

Para Fiallos, existen otros factores en contra, como el poco tiempo que habría para instalar los sistemas de riego; la escasez de agua para irrigación, por la misma sequía, o la capacidad de generación eléctrica del país, la cual no sería suficiente para mover todas las unidades de motores de riego.

¿Qué se puede hacer ante ese panorama? Fiallos dice: “Para mí, arrodillarse a rezar el Padre Nuestro, porque si no hay lluvias, no se puede hacer absolutamente nada”.

“Teniendo un buen pronóstico podemos reprogramar las fechas de siembra. Si las lluvias no van a entrar en mayo, sino que hasta en junio, podemos esperarnos a sembrar hasta en junio. Si yo supiera que va a entrar El Niño hasta en agosto con seguridad y que agosto va a ser seco, tengo que esperarme tal vez hasta septiembre. Es ajustar las fechas de siembra de acuerdo a los pronósticos de lluvia”, explicó Fiallos.

En Nicaragua, de 3.8 millones de manzanas agrícolas que existen, solo 141,981 cuentan con sistemas de riego, según el IV Censo Nacional Agropecuario, Cenagro.

Aumentar productividad

Para los productores, en el ciclo agrícola 2014-2015 se deberían mantener las mismas áreas de siembra del ciclo anterior y enfocarse más en aumentar la productividad.

De acuerdo con el plan del ciclo agrícola presentado por el Gobierno el año pasado, se sembrarían 411,164 manzanas de frijol rojo; 20,000 de frijol negro; 521,775 de maíz; 146,032 de arroz de riego y secano; 38,259 de sorgo industrial; 34,151 de sorgo millón y 22,240 de hortalizas.

“Podemos aumentar las áreas de siembra, pero hay rubros en los que se debe subir la productividad y no necesariamente aumentar áreas”, afirmó Healy.

En Nicaragua, según el presidente de Upanic, el maíz tiene un rendimiento promedio de 25 quintales por manzana, las que podrían duplicarse con el uso de mejores semillas y tecnología.

En el caso del frijol, el rendimiento promedio en el país ha sobrepasado los 13 quintales por manzana. En Upanic, ejemplificó Healy, se está promoviendo un producto conocido como inoculante para el frijol, el cual levanta los rendimientos del producto entre 30% y 40%.

“Para mí no deben aumentarse las áreas de siembra. Debe aumentarse la productividad de todos los cultivos”, afirmó por su parte Álvaro Fiallos.

Financiamiento

Mayor acceso al financiamiento es uno de los escollos de nunca acabar en el sector agropecuario y que, de acuerdo con los productores, se debe tener presente para el siguiente ciclo agrícola.

Michael Healy recomendó al Gobierno gestionar más fondos de los organismos financieros internacionales, como el Banco Mundial, y que la banca pueda brindar préstamos en mejores condiciones a medianos y pequeños productores.

“Normalmente quien tiene acceso al financiamiento es el productor grande. El mediano productor a veces tiene y a veces no. Lo que tenemos que buscar es que el financiamiento llegue hasta el pequeño productor, que son la mayoría”, opinó el presidente de Upanic.

Entre tanto, Álvaro Fiallos dijo que a los pequeños productores, de menos de tres manzanas, los cubre el programa gubernamental conocido como Crisol, pero a los medianos no.

“Tenemos que negociar con los bancos privados, para ver las condiciones del crédito, porque fondos en la banca siempre ha habido, pero el acceso y los trámites que hay que hacer para el mediano y pequeño productor muchas veces son demasiado engorrosos”, aseguró Fiallos.