•   Madrid, España  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La Organización Internacional del Trabajo, OIT, se plantea como desafío erradicar el trabajo informal en Latinoamérica y reflexionar sobre un modelo de desarrollo económico que genere estabilidad, según la directora regional de ese organismo para América Latina y el Caribe, Elizabeth Tinoco.

En una entrevista con Efe Tinoco explicó que la informalidad laboral será también el eje central de la conferencia anual de la OIT, que tendrá lugar en junio en Ginebra.

La informalidad engloba factores como la existencia de un mercado laboral “sumergido”, menores salarios, falta de regulación horaria, peores condiciones y carencia de prestaciones sociales.

El problema afecta no solo a los trabajadores, sino también a las pequeñas y medianas empresas (pymes), que generan el 70% del empleo en la región y que en una gran parte son informales.

Hace unos meses la OIT para América Latina y el Caribe lanzó un programa destinado a hacer frente a ese problema, cuyo primer paso

es conocer qué grado de informalidad laboral hay en la región, según Tinoco, quien apuntó que los países donde la tasa es menor son Uruguay y Costa Rica, mientras que la mayor se da en Honduras y República Dominicana.

En paralelo, la Organización se fija en las políticas que lleva a cabo cada gobierno, por si fueran susceptibles de aplicarse en otros y, en cualquier caso, para crear un conjunto de recomendaciones.

6 de cada 10

En ese punto Tinoco destacó que Brasil haya creado un ministerio específico para promover las pymes y que Costa Rica y Uruguay hayan impulsado políticas de capacitación profesional y para favorecer el acceso al mercado laboral.

“En la OIT estamos convencidos de que así iremos a la igualdad de oportunidades”, dijo la directora regional.

Entre los sectores más perjudicados por la actual coyuntura laboral están las mujeres, no solo por la menor presencia en el mercado sino por la brecha salarial respecto de los hombres.

También los jóvenes, ya que seis de cada diez trabajan de manera informal y eso incidirá en su futuro.

 

Repunte

La cifra • Uno de los elementos preocupantes es el repunte del trabajo infantil en los últimos tiempos, después de años en que se había reducido mucho. Tinoco cifró en catorce millones el número de menores que trabaja en la región, algo que se debe a la “debilidad” de las instituciones y agregó que una solución sería que sus padres tuvieran trabajo. También se apreció recientemente el repunte del trabajo forzoso”, vinculado en gran medida a la inmigración laboral irregular, obligada a hacerlo en unas condiciones peores, en algún caso cercanas a la esclavitud.

 

14

millones

es el número de menores que trabajan en la región.

 

70

Por ciento

del empleo en Latinoamérica lo generan las pymes.

 

Tinoco cifró en catorce millones el número de menores que trabaja en la región Latinoame-ricana