•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Plazas. En Nicaragua, cuatro de cada 10 jóvenes están desempleados. Hasta 2012, de 1,020,000 jóvenes de entre 14 y 24 años, solo un poco más de 600,000 trabajaban, la mayoría en el sector informal. Según datos de la OIT, de cada tres jóvenes que buscan un trabajo, solo uno lo encuentra. 400,000 del total de jóvenes en edad laboral, no lo tienen, una cifra que ubica al país como el tercero en la región con ese problema.


Empleo juvenil crece muy poco

En Nicaragua cuatro de cada diez jóvenes están desempleados. El desempleo juvenil en el país representa un serio problema, pues hasta 2012, de 1 millón 20 mil jóvenes entre 14 y 24 años, solo un poco más de seiscientos mil contaban con un empleo, la mayoría en el sector informal.

050414 empleo

Según datos de la Organización Internacional del Trabajo, OIT, en Nicaragua de cada tres jóvenes que buscan un trabajo solo uno logra encontrar. Por esa razón varias entidades públicas y privadas se han dado a la tarea de promover el empleo en los jóvenes.

Pero el problema no es exclusivo de Nicaragua, sino de la región. Un estudio desarrollado en el 2012 por la firma consultora Manpower indica que en el istmo centroamericano y República Dominicana existen 3.5 millones de jóvenes que no trabajan ni estudian.

En el caso concreto de Nicaragua, existen más de cuatrocientos mil jóvenes sin empleo, una cifra que la ubica en el tercer lugar entre los países de la región.

“Esto de tener a casi medio millón de personas con edad de trabajar y no poder brindarles empleo representa un riesgo social muy alto”, explicó el economista Sergio Santamaría, y señaló que este tema debe ser tomado muy en cuenta por las autoridades nacionales y los empresarios nicaragüenses.

En ese sentido el Consejo Superior de la Empresa Privada, Cosep, en alianza con la Unión Europea, UE, la Organización Internacional del Trabajo, OIT, de los diferentes gremios de sindicatos y las pequeñas y medianas empresas, impulsan un programa de acción conjunta para la juventud, denominado Trabajo Digno y Decente.

“Este acuerdo se logró firmar como una expresa voluntad de crear sinergias para mejorar la situación del empleo juvenil en el país”, indicó en esa ocasión Freddy Blandón, director jurídico del Cosep.

Según Blandón, en los últimos años Nicaragua ha sido escenario de iniciativas innovadoras que han contribuido al desarrollo de capacidades nacionales, mejorando las oportunidades de empleo y autoempleo de personas jóvenes.

Una buena experiencia es el Programa Conjunto de Juventud, Empleo y Migración, en el cual participan directamente 2,900 jóvenes de once municipios, quienes han recibido formación técnica y ocupacional y que en este momento se encuentran en la fase de emprendedurismo del programa; el cual tiene como meta formar diez cooperativas y 180 empresas juveniles lideradas por 1,500 jóvenes entre 15 y 24 años.

Falta de experiencia

La falta de experiencia laboral en los jóvenes representa un serio problema para que estos puedan conseguir un empleo, y es por eso que de cada cien mil personas que anualmente demandan un empleo, solo una mínima parte logra conseguir uno.

“El primer obstáculo al que se enfrentan los jóvenes a la hora de buscar un trabajo es la falta de experiencia”, señaló el economista Santamaría, y en ese sentido resaltó la necesidad de impulsar programas adecuados referidos a la educación técnica.

Encontrar un empleo es un desafío para los jóvenes ya que en la mayoría de los trabajos piden de dos a tres años de experiencia o incluso más.

Alberto Conrado es un joven de 24 años que después de haber terminado la secundaria no logró encontrar trabajo, y por eso decidió emigrar a Costa Rica.

“La falta de un empleo me hizo emigrar hacia Costa Rica, allá trabajo en la construcción porque pagan mejor que en Nicaragua”, indicó Conrado, quien lleva más de cinco años en el vecino país.

Según la última Encuesta Nacional de Empleo, la migración juvenil se ha incrementado en los últimos años. El 48.9% de las personas migrantes son personas entre los 20 y 34 años y un 35.8% son menores de 20 años. Lo que demuestra que las personas jóvenes están buscando mejores oportunidades económicas en el exterior, con riesgos de violación de sus derechos.

Según esta encuesta, el 27% de la fuerza laboral del país la conforman personas entre los 15 y 24 años, sin embargo, un 44% de los desempleados también son jóvenes en ese rango de edad.

Este informe señala que la mayoría de la población joven ocupada, dos de cada tres, se desempeña en el sector informal de la economía, mostrando reducidas oportunidades de acceso a recursos financieros y técnicos, además la mayoría trabaja más de 48 horas a la semana y el 67% recibe salarios por debajo de la canasta básica.

Según los especialistas, una de las cosas más simples que los empleadores pueden hacer es apoyar proyectos que proporcionen información sobre el mercado laboral a los jóvenes en busca de trabajo.

 

14

Por ciento de los jóvenes trabajadores no tienen ningún nivel educativo.

 

38

Por ciento de los jóvenes trabajadores están subempleados.

 

600

MIL JÓVENES trabajan en el país.

 

“A pesar de que existen esfuerzos por implementar programas de promoción del empleo juvenil, las oportunidades para tener acceso a un empleo digno son cada vez menores”.

Sergio Santamaría, economista.

 


El mundo se enfrenta a una crisis reciente del empleo juvenil y la OIT ha reconocido que los jóvenes no pueden integrarse con éxito al mercado laboral.