•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Un 69.8% de los encuestados, es decir casi dos de cada tres, consideran que el sector privado es el motor del desarrollo económico del país; no obstante, un 55.2% considera que los temas prioritarios deben ser mejorar los salarios y la creación de más puestos de trabajo, según la última encuesta de opinión pública que realizó en marzo pasado la firma M&R consultores.

110414 salarios

En la encuesta, un 49.6% de los entrevistados está de acuerdo en que el sector privado es el motor del desarrollo económico del país y un 20.2% está en total acuerdo. Por su parte, un 17.5% está en desacuerdo y un 3.9% en total desacuerdo.

Según la simpatía partidaria de los encuestados, el 72.1% de los sandinistas sostiene que la empresa privada es el motor del desarrollo y un 68.7% de los opositores al gobierno también indicaron que la empresa privada es el motor de la economía.

Aprueban diálogo

La encuesta de la firma M&R consultó a los entrevistados sobre el diálogo permanente que sostiene la empresa privada con el gobierno, y el 87.6% de los mismos aprobó el diálogo del sector privado con el gobierno, mientras que un 3.2% señala su desacuerdo entre esa relación.

Los entrevistados también señalaron la necesidad de que entre las conversaciones del gobierno con los empresarios se busque como mejorar los salarios de los trabajadores y crear nuevas fuentes de empleos.

Un 31.3% de los encuestados manifestó que es necesario que la empresa privada abra nuevos puestos de trabajo y un 13.2% opinó que los empresarios deben de mejorar los salarios de sus trabajadores. En total, según los resultados de la encuesta, el 55.2% de los entrevistados consideran que la creación de empleos y la mejora de los salarios debería de ser un tema de agenda en el diálogo entre el sector privado y el gobierno.

Instituciones sólidas

También los entrevistados consideran que para potenciar el crecimiento de la economía nacional es necesario contar con un estado de derecho e instituciones sólidas.

Un 77.6% de los encuestados señaló que sería óptimo contar con un estado de derecho y con instituciones sólidas para potenciar el crecimiento de la economía, mientras que 13% se considera en desacuerdo.