• |
  • |
  • END

Aunque se espera que 2008 cierre con noticias menos negativas de las que se tenían previstas en materia económica, debido a la baja en el precio del petróleo y los alimentos, el sector empresarial considera que hace falta lograr la unidad para enfrentar otro gran problema: la crisis financiera mundial.

Una inflación más baja que la que habían proyectado economistas independientes y menores costos para las empresas del país, es parte del cambio en el panorama económico al final del año.

César Zamora, Presidente de la Cámara de Comercio Americana de Nicaragua, Amcham, consideró positivo para el final del año el que los hidrocarburos hayan bajado casi el 60 por ciento, “lo que debería darnos un respiro para poder mejorar los niveles de inflación y reponer un poco el gasto que tuvimos todos los nicaragüenses”.

Señaló que el presidente electo de Estados Unidos, Barack Obama, hizo un llamado al sacrificio para enfrentar la recesión profunda que comienza a afectar a esa nación, lo que requerirá mucho liderazgo, crecer económicamente, ahorrar y acumulación de recursos, pero que espera que el país norteamericano salga pronto de esa situación, porque eso va a afectar a Nicaragua.

Recordó que además de las exportaciones y remesas, la crisis económica mundial está afectando a México y Centroamérica, que también son mercados de Nicaragua; y por consiguiente, también se espera un impacto para nosotros por el efecto en estas naciones.

Además de esperar una rápida recuperación de Estados Unidos, Zamora consideró que también hace falta que se logre la unidad entre los nicaragüenses, para poder enfrentar los efectos de esta crisis, “que en todo el 2009 estará rondándonos como un fantasma a los nicas”.

Por su parte, José Adán Aguerri, Presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada, Cosep, también consideró positivo el que hace seis meses existía la preocupación por el alza en los precios del petróleo y los alimentos, pero que eso ha cambiado en los últimos meses del año.

Dijo que los precios de alimentos que habían subido hasta en un ochenta por ciento, en los últimos dos meses han empezado a bajar en un 50 por ciento, y otros al mismo nivel en que se habían incrementado, lo que significa buenas noticias para la población.

“Pero necesitamos enfrentar la nueva situación, nuevo desafío, que ya no es el tema de los precios, sino el de la recesión a nivel mundial, especialmente en nuestros mercados”, expresó.

Urge aprobación
de leyes
Aguerri indicó que la crisis económica mundial obliga a los nicaragüenses a plantearse varios objetivos, como son la protección del empleo existente y la aprobación de algunas leyes que requiere el sector empresarial para reactivar la economía.

Entre esas iniciativas están la Ley de Costas y la Ley de Vivienda Digna, las que deberán aprobarse de manera consensuada, para que se logre producir, generar empleo y atraer inversiones, como la única respuesta que el país puede dar en este momento de crisis.

El presidente del Cosep señaló que estos planteamientos son compromisos adquiridos antes de esta recesión mundial, la que apenas nos está comenzando a golpear, pero que en 2009 nos afectará con mayor fuerza.

Pese a todo, Aguerri consideró que la temporada navideña podría ser un momento de recuperación para el sector empresarial, ya que es la época en que se registran las mayores ventas del año.

Precisó que en noviembre y diciembre el comercio vende un 50 por ciento de todo lo que comercializa en los diez meses restantes del año, y considera que esta temporada será positiva para la actividad económica.