•   León, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Mayra Salinas, presidenta ejecutiva del Instituto Nicaragüense de Turismo (Intur), afirmó este lunes que la afluencia de visitantes en los balnearios de la costa del Pacífico ha disminuido en comparación a años anteriores, debido a la emergencia ocasionada por los sismos.

Sin embargo, agregó que existe una gran cantidad de extranjeros que ha ingresado al país atraídos por el sol y la playa, así como por las distintas actividades religiosas que se realizan en los templos católicos, sobre todo en las ciudades coloniales (Granada y León).

“Los extranjeros llegan al país atraídos por el turismo de sol y playa, además visitan las ciudades coloniales y participan de las actividades religiosas. León se destaca en este sentido porque posee los balnearios de Poneloya, Las Peñitas y Salinas Grande, así como decenas de actividades litúrgicas, escenificaciones bíblicas y procesiones que ofrecen 21 templos católicos durante toda la Semana Santa”, expresó Salinas.

16,825 extranjeros

De acuerdo a registros de Intur, desde el jueves hasta el domingo que recién pasó, habían ingresado al país 16,825 extranjeros. Esto significa un 11.4% de crecimiento en el mismo período, en relación al 2013.

“Es por eso que hemos mantenido que el Plan Verano debe de continuar y, si bien es cierto que nuestro pueblo ha disminuido la afluencia en las playas del país, ha seguido llegando”, dijo Salinas, quien confirmó que durante el recién fin de semana hubo un aproximado de 26,899 veraneantes en Pochomil, La Boquita, Xiloá, El Trapiche y el centro turísticos de Granada.

Explicó que esa cantidad representa el 50% de veraneantes que el año pasado visitó los cinco balnearios más concurridos del país: “Vamos a continuar ejecutando las medidas y dispositivos de seguridad contempladas en el Plan Verano; en los distintos destinos de sol y playa, así como en el área urbana, donde se desarrollan actividades religiosas”.

“La emergencia que estamos atravesando con la incidencia de sismos aviva el sentimiento de fe, la religiosidad y deseo de ponerse en manos de Dios y pedir su protección”, manifestó Salinas durante un recorrido por la cabecera departamental de León.

 

11.4

Por ciento creció, interanualmente, la afluencia de turistas desde el jueves al lunes pasado.