•  |
  •  |
  • END

Autoridades del Ministerio de Agricultura de El Salvador están imponiendo nuevamente trabas no arancelarias al queso nicaragüense, situación que impide el paso de más de trece camiones en la frontera con ese país, informó el Ministerio Agropecuario y Forestal, Magfor.

En una comparecencia televisiva en el Canal 8, el titular del Magfor, Ariel Bucardo, informó que los salvadoreños están alegando una serie de argumentos sanitarios para impedir la entrada del queso.

Añadió que están haciéndole una serie de pruebas al producto en la frontera y consideró que se trata de una medida “para evitar que Nicaragua les inunde de queso el mercado”.

Al consultarles sobre el tema, funcionarios de la Cámara Nicaragüense del Sector Lácteo, Canislac, informaron al EL NUEVO DIARIO que no se pronunciarían, para evitar que los salvadoreños incrementen las acciones contra el producto nica.

Fuentes ligadas a los productores de queso dijeron que el bloqueo lo están implementando los salvadoreños desde hace quince días, exigiendo requisitos que no los aplican a las empresas de ese país, violando las leyes del mercado internacional.

Agregaron que el número de camiones detenidos ha llegado hasta los 18 en la frontera de El Amatillo, y que algunos logran pasar después de varios días de retraso, aunque otros son regresados.

Alegan que queso
es crudo
Entre otras cosas, los salvadoreños están impidiendo la entrada del queso nicaragüense alegando que es crudo y que sólo se permite la comercialización del producto pasteurizado.

Sin embargo, los productores señalaron que el queso que se consume en El Salvador es crudo y que la legislación internacional dice que lo que se exija a un importador se debe aplicar a las empresas locales, pero que los salvadoreños no lo hacen a lo interno.

Productores de queso aseguraron que el alimento que están enviando a El Salvador está certificado, elaborado bajo estrictas normas de higiene, por lo cual la medida salvadoreña carece de lógica.

Los productores recordaron que tenían un año de no enfrentar problemas con la entrada de queso a El Salvador, después de haber resuelto varias controversias por las constantes trabas no arancelarias que se imponían al producto.

Se maneja que la medida impuesta por los salvadoreños obedece a una represalia, porque autoridades nicaragüenses detuvieron un cargamento de un producto alimenticio salvadoreño que iba en tránsito por nuestro territorio, lo que habría molestado al país vecino, pero esto no fue posible confirmarlo con el Magfor.

El Salvador es el principal comprador de queso de Nicaragua, pero son constantes las trabas que impone a este producto, lo que ha obligado a que nuestro país invoque al menos en tres ocasiones el mecanismo de solución de controversias de la integración centroamericana.

En varias ocasiones los productores nicaragüenses han pedido la aplicación de medidas recíprocas a los productos salvadoreños, pero las autoridades nunca lo han hecho.

En el año 2006, al menos veinte plantas nicaragüenses enfrentaron problemas en sus exportaciones de queso a El Salvador, ante la negativa de las autoridades del vecino país de enviar a los inspectores para certificarlas.

Exportaciones en crecimiento
Las exportaciones de queso han venido creciendo sostenidamente en los últimos años, con un mayor número de plantas que están certificando su producción para exportar.

El año pasado, las exportaciones de queso dejaron al país 50.5 millones de dólares, lo que significa un aumento del 47 por ciento con respecto a 2006, cuando se exportaron 34.5 millones de dólares.

Se estima que de ese monto más de veinte millones de dólares se exportan al mercado salvadoreño.