•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El alza de precios que experimentarán los combustibles este fin de semana, obligará a los pescadores industriales y artesanales a faenar menos y disminuir la captura de productos del mar.

“Los barcos industriales consumen mucho diesel, y los pescadores artesanales utilizan gasolina para mover sus pequeñas embarcaciones; entonces, esta alza tiene que afectar los costos de producción del pescado, la langosta y los camarones”, señaló Armando Segura, presidente de la Cámara de la Pesca de Nicaragua, Capenic.

En promedio, a partir de este fin de semana, el litro de gasolina súper tendrá un precio de C$34.88, mientras que el diesel costará C$29.97 y la gasolina regular se mantendrá en C$33.17.

Los cambios

No obstante, en enero un litro de gasolina súper costaba C$32.22, es decir que el alza en los primeros cuatro meses del año ha sido del 8.2%.

Para el economista Mario Arana, el incremento en los precios de los combustibles no podría tener un mayor efecto en la economía si fuera temporal, pero si se mantiene por un período largo sí podría perjudicar.

“Las tendencias en el precio internacional del petróleo indican que este año se mantendrá estable, pero en la medida que se incremente, los diferentes agentes económicos tendrán que tomar sus medidas”, explicó Arana.

El presidente de Capenic explicó a El Nuevo Diario, que si se mantiene el alza en los precios de los combustibles, se podría afectar el crecimiento que ha venido experimentando el sector.

“Es una situación difícil y compleja para los productores, porque tienen que buscar cómo bajar costos de producción, tienen que faenar menos, es decir permanecer menos tiempo en el mar, ahorrar combustible y eso significa menos captura de pescado, langostas y camarones”, explicó Segura.

En el 2013, los buenos precios en los mercados internacionales ayudaron a que el sector pesquero de Nicaragua creciera un 8%.

Añadió que el problema de los pescadores es que no pueden trasladar el incremento de los costos de producción al consumidor final, porque se rigen por los precios internacionales.

 

"El consumo de productos del mar a nivel interno es tan bajo, que si le subimos el precio no lograríamos compensar el alza de los precios de los combustibles".

Armando Segura

presidente de Capenic