•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La empresa Cemex Latam Holdings, S.A., planea invertir US$55 millones en los próximos tres años con la instalación de una nueva planta de molienda de cemento que estará ubicada en Ciudad Sandino, manifestó el gerente-país de la compañía, Andrés Jiménez.

Los inversionistas que valoran la seguridad que ofrece Nicaragua apuntan a generar 100 nuevas plazas laborales con la apertura de esta planta, comentó Jiménez a El Nuevo Diario.

 

¿Qué implica la nueva inversión y a qué apunta la compañía?

Esta inversión que está haciendo Cemex Nicaragua responde a la confianza que tenemos en el país, los planes que hay de crecimiento y como respuesta a la inversión privada que está llegando del extranjero.

No es un secreto que la construcción en los últimos años, después de la crisis del 2008 y 2009, cuando tuvimos unos decrecimientos importantes, ha venido creciendo en el 2011 alrededor del 6%, 17% y 20%, y en promedio un 15% anual.

Esta inversión más la llegada de futuros proyectos de construcción nos invita a invertir en incrementar nuestra capacidad de producción de cemento en el país. Eso no se lleva de la noche a la mañana, hay que hacer muchos estudios previos de mina y de mercados. Dado el monto, llevamos varios años pensando en eso.

Vamos a invertir alrededor de US$55 millones en una nueva planta de cemento, donde duplicaremos la capacidad de producción que tiene Cemex en el país. Vamos a pasar de una capacidad de 440,000 toneladas de cemento al año a 880,000 toneladas al año.

Con esto creemos que vamos a tener capacidad suficiente para abastecer los requerimientos de crecimiento, las obras que vienen por ejemplo, las carreteras de concreto: Tumarín, la carretera que va de Naciones Unidas a Bluefields y las más de 16,000 viviendas anuales que requiere el país.

 

¿Cuánto tiempo les llevó hacer el estudio para decidirse a invertir?

Llevamos un par de años trabajando en identificar estadísticamente el crecimiento que puede tener el país, hasta identificar la ubicación ideal que debe tener la planta con respecto a los mercados y hacia dónde debe estar el crecimiento.

Parte de lo que se analiza es la materia prima que se requiere para la producción de cemento. El cemento viene de la piedra caliza, (además lleva) una serie de adiciones como el yeso, mineral de hierro. Entonces la cercanía de los materiales de construcción a la fábrica y la calidad de las mismas es muy importante para identificar el lugar donde puedes ubicar la fábrica.

 

¿Un crecimiento de 104% significa redoblar esfuerzos?

Más que eso significa más empleo. Nosotros generamos alrededor de unos 500 a 600 empleos en San Rafael del Sur y nuestras diferentes ubicaciones en el país. Con esto (la inversión) creemos que se va a incrementar en 100 empleos adicionales de manera permanente.

Durante la fase de construcción, podemos hablar de unos 200 empleos que vamos a generar durante la primera fase de construcción.

 

¿Qué procesos van a seguir en cada una de las fases de construcción?

Las dos fases consisten en la instalación de dos molinos de cemento, cada uno con la capacidad de 220,000 toneladas de cemento anuales. Las primeras 220,000 toneladas van a estar listas para finales del primer semestre del año 2015, y el segundo molino debe estar hacia finales del 2017.

Todo eso dependiendo de la rapidez de crecimiento del país. Para estar alineado con ello, podríamos acelerarlas un poco.

 

¿Qué condiciones ofrece Nicaragua para continuar invirtiendo en el país?

Como empresa mexicana, México siempre ha visto a Nicaragua con buenos ojos. México es el tercer inversionista más grande que existe en Nicaragua y creo que la llegada de diferentes empresas al país, y la presencia de empresas mexicanas como Claro, Walmart, leche Lala y Sukarne, nos dice que el clima de inversión en el país es bastante positivo. Estamos bien optimistas y creemos en el país.

Las relaciones México-Nicaragua han sido bien excelentes y creemos que van a ser cada vez mejores.

 

Mencionó a Tumarín, ¿creen que el sector construcción apunta a un crecimiento mayor del que ha tenido los últimos años?

Sí, indiscutiblemente en el momento que inicie el proyecto Tumarín, le va a dar una dinámica importante al país, no solo por la cantidad de trabajo que van a tener los colegas constructores, sino por la dinámica económica que trae un proyecto como este: hoteles, trabajos externos e indirectos, restaurantes. Se va a volver una zona más atractiva para visitar.

Alrededor de una macro-obra como esta viene un dinamismo colateral que le trae un dinamismo económico al país más grande. Estoy convencido que eso va a generar más construcción, y por eso le estamos apostando al país, porque creemos que todos esos anuncios y el clima favorable para la inversión trae más negocios y más empleo para los nicaragüenses.

 

¿En la región están invirtiendo solamente en Nicaragua o tienen más planes?

En Latinoamérica acabamos de iniciar una molienda de cemento muy similar a esta en el norte de Colombia.

 

¿Qué condiciones se necesitan para ampliar las inversiones?

Primero que todo seguridad para los inversionistas, y eso es lo que está sucediendo actualmente en Nicaragua. Segundo, un manejo macroeconómico que permita pensar en negocios de largo y mediano plazo… como es este el caso.

 

¿A cuánto asciende la inversión en Centroamérica?

Puedo hablar de Nicaragua: Cemex ha invertido desde el 2001 que llegamos entre US$72 millones y US$74 millones. Con esta inversión pasamos los US$100 millones.

 

¿Cuál es el reto?

El reto apenas comienza. Nuestra labor como se lo comentábamos ayer (lunes) al presidente (Daniel) Ortega es promover el bienestar del país. Creemos que Cemex tiene una responsabilidad más allá de ser un proveedor de cementos.

 

 

104

por ciento incrementará la capacidad de producción de cemento en Nicaragua.

 

¿Quién es?

ANDRÉS JIMÉNEZ, INGENIERO CIVIL

Es nacido en Colombia, pero naturalizado mexicano. Actualmente se desempeña como gerente-país de Cemex Latam Holdings en Nicaragua, pero tiene vínculo laboral con la compañía desde hace veinte años.

Entre 1987 y 1996, se desempeñó como gerente de operación de Concreto Premezclado en Colombia. Fue nombrado director regional Operación Concreto en México y desarrolló la cadena de tiendas Construrama, de la cual existen 28 tiendas en Nicaragua.