•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Los empresarios mostraron ayer su interés de invertir en sistemas de autogeneración de energía renovable, pero enfatizaron en la falta de un marco legal que les permita vender el excedente a la red pública, según expertos del sector energético.

La mayoría planteó la necesidad de instalar sistemas fotovoltaicos en las compañías, pero no encuentran en las actuales leyes energéticas ningún incentivo que retribuya su esfuerzo, coincidieron los empresarios.

“Los empresarios quieren invertir en (energía) renovable, hay mucho interés en invertir en instalaciones fotovoltaicas en sus empresas (…), no veo en la ley algo que prohíba inyectarla en la red", precisó Patricia Rodríguez, gerente técnica de la empresa Multiconsult, durante el conversatorio "Renovables: su impacto en el precio de la energía".

El conversatorio fue promovido por la Cámara de Comercio Americana de Nicaragua, Amcham.

No hay voluntad

El gerente general de la empresa Multitrans, Eliécer Trillos, insistió en que falta voluntad para desarrollar un marco legal que permita vender el excedente de la energía que se produce en sistemas de este tipo a un precio razonable.

"Hay mucha inquietud del sector privado, grandes, medianos y pequeños que quieren entrar a este sistema (…). Si yo tengo un sistema fotovoltaico, puedo generar 500 kilowatts, por ejemplo, y se lo puedo vender a la distribuidora a un precio que me permita recuperar mi inversión", añadió Trillos.

Gustavo Molina, consejero general de la empresa Polarys Energy, destacó el esfuerzo que se está desarrollando para promover la energía renovable en el campo geotérmico, pero advirtió la necesidad de establecer mayores “regulaciones”.

Potencial

"Eso de producir y vender al sistema, ya está la necesidad ahí y la gente está presionando, hay que hacer las regulaciones, pero sí hay apertura en general, lo que pasa es que eso lleva tiempo", manifestó Molina.

Nicaragua tiene un potencial de 4,500 megavatios, MW, para producir energía renovable en los cuatro tipos de generación existentes: hidroeléctrica, geotérmica, eólica y biomasa.

"Quieren instalar sistemas fotovoltaicos en sus empresas, pero no solo los empresarios pueden hacer eso, ustedes en su vivienda podrían instalarlos y autoabastecerse, luego en las horas que no estén consumiendo esa energía la pueden inyectar a la red", puntualizó Rodríguez.

 

8

Por ciento del potencial eólico aprovecha Nicaragua.

 

5

Por ciento explota Nicaragua de su potencial en hidroeléctrica.


"Muchas empresas medianas, y ya algunas grandes, están buscando cómo crear su propia energía, que se venda a la red en iguales condiciones".

Eliécer Trillos,

gerente general de Multiconsult.