•   Chontales, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Ganaderos de la zona central del país, se las están viendo de a “palito” con la alimentación de sus semovientes ante la falta de un buen invierno.

Agustín Sequeira, quien tiene ganado en la finca Nazareno, al sur del municipio de Acoyapa, confesó que actualmente tiene serios problemas con la alimentación de sus animales, pues el pasto que había reservado en invierno del año pasado se le termino hace 10 días y que por eso se ve obligado a comprar la comida, para poder darle de comer a sus semovientes.

Consideró que todo este problema obedece a la falta de un buen invierno, ya que en los potreros no hay pasto, ante la sequía.

“Aunque me haya preparado un poco (haber guardado del pasto que sembró en invierno de 2013) con la alimentación del ganado, se me terminó el pasto hace 10 días. Actualmente estoy comprando la comida. Compro yuca y a veces consigo pasto de corte para darles de comer al ganado… Las vacas paridas las tengo flacas”, indicó Sequeira, quien se encuentra muy preocupado.

El Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales, Ineter, comunicó la semana pasada a los productores, organizados en la Unión de Productores Agropecuarios de Nicaragua, Upanic, que en estos meses habrá una reducción del 25% de las lluvias.

Entre tanto, Sequeira dijo que si no entra de lleno el invierno dentro de 15 días, no va a saber qué hacer con sus animales.

Sequeira también comentó que en invierno pasado sembró 7 manzanas de pasto de corte, zacatera, yuca, entre otros, y que la cosecha la guardó en un silo, pero que ya la comida de su ganado se le agoto en este verano.

Según él, al menos necesita 300 toneladas de silos para poder tener reserva y así alimentar a sus animales en tiempos de crisis, o sea, en verano o en algún período seco del año.

Asimismo, afirmó que debido al mal invierno que hay, este año tuvo que endeudarse con US$6,500 dólares en un sistema de riego por goteo, el cual funciona mediante energía solar y va a estar instalado desde los cuatro pozos de agua con que él cuenta. Esto le va a permitir que sus siembras de pastos no se sequen.

Desesperados

El ganadero Pavel Molina, quien tiene 200 cabezas de ganado en la finca Guanacaste, del municipio de La Libertad, también se mostró preocupado con la alimentación del ganado.

Coincide que si en 15 días no llueve fuerte, tendrá serios problemas porque la alimentación de su ganado ya se está acabando y que solo tiene para 10 días.

Se acaba el pasto

“Ahorita tengo zacatera, pasto de corte y heno, pero si dentro de 15 días no llueve, tendré serios problemas”, insistió Molina, quien luego aseguró que cuenta con pozos para dar de beber a sus animales.

En invierno, dice, su ganado come zacate de los potreros y en verano, de los que guarda.

Igualmente, manifestó que en los 10 primeros días de marzo llovió en La Libertad, pero que luego dejó de llover.

Molina aseveró que las seis manzanas de pasto que usualmente siembra en época lluviosa fueron insuficientes para la alimentación de su ganado en este verano, por lo que espera en este invierno sembrar 2 manzanas más.

“El verano es impredecible… Estamos desesperados porque los ganaderos y los agricultores dependemos de la lluvia”, destacó Molina.

 

15

días duros espera a los productores si no comienza el invierno.

 

409

mil cabezas de ganado tiene el departamento de Chontales.

 

4.2

millones de cabezas de ganado son las que tiene Nicaragua.

 

Ineter dijo la semana pasada a productores de Upanic que habrá reducción del 25% de la lluvias.